Revista Ciencia

Garzas, garcetas, garcillas

Por Pin

Garzas, garcetas y garcillas pertenecen a la familia de las ardeidas, que son bastante variables en cuanto a su  morfología, pero se caracterizan en general por tener las patas largas (zancudas) y estar asociadas a los humedales. Por lo general, su vuelo es bastante lento, con aleteos profundos. En Asturias se encuentran sobre todo en otoño e invierno, invernando básicamente tres especies cuyos hábitos son diferentes.

La más característica y conocida es la garza real Ardea cinerea, de tamaño grande y tonos grises. Se suele observar quieta y estática, reposando en sus lugares de descanso, como en el estuario de la ría de Avilés, donde hay varios ejemplares.

Garzas, garcetas, garcillas
Garzas, garcetas, garcillas

Las garzas reales suelen encontrarse solitarias o en grupos muy pequeños. Sus lugares favoritos son los ríos y arroyos, incluso los prados húmedos, ya que sus presas predilectas son los peces y los anfibios. Muchos ejemplares divagan bastante en el invierno, en busca de estas zonas húmedas, como esta que pasó varios días en los prados inundados de Maqua.

Garzas, garcetas, garcillas
Otra especie muy extendida es la garceta común Egretta garzetta. Las garcetas están bastante especializadas en la captura de peces, por lo cual en invierno se distribuyen a lo largo de los estuarios costeros. También suelen aparecer en solitario, aunque en algunos lugares puedan concentrarse varios ejemplares, como el estuario de Avilés.
Garzas, garcetas, garcillas
Garzas, garcetas, garcillas
La tercera especie común en invierno, sobre todo desde hace unos años, es la garcilla bueyera Bubulcus ibis. La más pequeña y grácil de las tres, hace escasos días pude localizar una en el estuario de Avilés.
Garzas, garcetas, garcillas
Sin embargo, no es éste su hábitat principal. La garcilla bueyera se encuentra en los prados, y como su nombre indica, se asocia a los mamíferos hervíboros de buen tamaño. En Asturias se encuentra en prados donde hay vacas, siempre en grupos. Se aprovechan de los animales que va levantando el ganado en su caminar, desde pequeños insectos hasta anfibios, ya que su dieta es muy variada. Este otoño se pudo localizar una agrupación cercana a las 200 aves en los prados de Vioño y Cardo.
Garzas, garcetas, garcillas
Garzas, garcetas, garcillas

Volver a la Portada de Logo Paperblog