Revista Insólito

Ignorancia y pandemia

Publicado el 23 marzo 2020 por Belduque
Ignorancia y pandemiaLamentablemente estamos viviendo el resultado de la mala educación dada en los hogares mexicanos sobre prácticas de higiene y salud, y a eso súmenle la poca atención a las clases de ciencias naturales, biología y química, en la escuela en la etapa escolar de las personas. Si todos fuéramos tan precavidos con la higiene personal y supiéramos bien como se desarrollan los virus, no estaríamos tendiendo tantos problemas con el nuevo coronavirus Covid-19.
Estamos viviendo una etapa oscura en la historia de México y del mundo, en donde lo más importante es darle voz y espacio de expresión a los que sí saben del tema, y no a quienes solo quieren expresar sus ideas o creencias basadas en intereses personales, supersticiones, mitologías, políticas caducas y corruptas e ideas de odio. Si no sabes del tema no opines, pues tu opinión no tiene valor, así de simple.
¿Acaso eres de los que se cree todo lo que encuentra en internet? Entonces eres lo equivalente a un analfabeta digital, o como dicen otros, un inculto ignorante informático. Puedes saber mucho de rumores y conspiraciones de internet, pero del mundo real no sabes nada que valga la pena, vives en tu “matrix”, en tu caja o burbuja de confort de ideas que te agradan a ti para satisfacer tus ideales por tus vacíos existenciales. Pero nada más eres eso, no eres alguien con conocimiento.
Como cierta e inteligentemente ha dicho el destacado analista de estos temas Daniel Galarza, titular de  El Escéptico de Jalisco, “Las lecciones del coronavirus para algunos sectores magufos:
Para los antivacunas: Ahora saben que pasa cuando no se cuenta con una vacuna y cuán importante es tenerla lo más pronto posible.
Para los antitransgénicos: Ahora saben que las vacunas actuales (como la que se anunció que en China inicia fase de prueba en humanos) se fabrican a partir de métodos de la biotecnología e ingeniería genética”.
A eso le podríamos agregar que, para los fanáticos religiosos, ahora sabemos, y constatamos, que sus oraciones y sus creencias no sirven para nada en contra de una enfermedad real como esta y otras tantas similares.
Y para los tecnócratas... Que ellos tenían la razón.
Es muy importante que quien no conoce de estos temas, no esté dando su punto de vista, solo distorsionan y generan ruido y desinformación, especialmente un “servidor público” que se encomienda a escapularios y amuletos para protegerse del coronavirus, y que para colmo quiere que todos estamos regalando abrazos a todo mundo. Por ideas de esas se anda muriendo tanta gente en China, Italia y en Irán.
Ya demostraron que no es un virus creado por los rusos, los estadounidenses o los chinos, fue una mutación natural generada por el medio ambiente de China, pero eso se puede volver a repetir en cualquier otro país si no hacemos algo para corregir el grave problema de la contaminación ambiental que hay en todo el mundo. La naturaleza tiene sus ciclos y estos ciclos se pueden acelerar o retrasar dependiendo de las condiciones del ambiente, si el ambiente es propicio se generan mutaciones, si no lo es, entonces se mantiene tal como está, pero incluso se puede modificar y mejorar si nos lo proponemos.
Nuestro mundo necesita más científicos y menos políticos si queremos dar el brinco al siguiente siglo con paz, tranquilidad y armonía. Tenemos que entenderlo ya, el mundo ya no volverá a ser igual, pero siendo más específico, ya no debe de volver a ser igual, pero está en nuestras manos hacerlo mejor para todos, debemos de cuidarlo y protegerlo, pero sobre todo esforzarnos por hacerlo más prospero y avanzado para toda la humanidad.
En momentos tan turbios como este, al mundo le hace falta ese dragón blanco que le de esperanza y tranquilidad de que todo podrá llegar a un buen fín. Y es tarea de todos colaborar para hacerlo.
Que tengas un desmitificante día.
http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/  

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista