Revista Vino

Intervin en Alimentaria 2010

Por Jgomezp24

Voy a explicar por qué no me ha gustado nada Intervin en Alimentaria 2010. Lo hago desde el respeto que me merecen algunos de los profesionales que allí he podido saludar (algunos, además, buenos amigos), pero prefiero ser honesto conmigo mismo, y con lo que he visto y sentido el día que he paseado por allí (pagando mi entrada, conste). Ganas de volver otro día no me quedaron...:
1. Esta feria no sabe hacia donde va ni qué quiere ser de mayor. Si su única virtud es el tamaño, me quedo con los que piensan que hay cosas más importantes que el tamaño...
2. Es enorme, en efecto, y no tiene criterio alguno. Bueno, sí, tiene uno (y no pocos se me quejaron de él): es carísima para los expositores.
3. Por ser tan cara hay una atomización extraordinaria del espacio: pasas de estands que parecen Port Aventura o Disney World a otros que tienen que medir el cm2 para poner cuatro sillas y una neverita. Eso me parece malo, discriminatorio y desorientador: quién sabe en qué pequeño lugar de esos miles de m2 está el vino que buscas...
4. El no-ordenamiento de expositores es tan caótico que no he podido encontrar a gente que sabía que estaba allí.
5. Ese mismo no-ordenamiento hace que tengas que saltar de una zona a otra, de una comunidad autónoma a otra, de una bodega a otra sin posibilidad de hilvanar hilo coherente alguno.
6. He visto y probado muy poco vino interesante y he conocido, en cambio, la cara más oscura de una industria con la que no quiero tener nada que ver, sobre todo como consumidor.
7. Éste, que es uno, el consumidor que ha pagado su entrada con la candidez del que piensa "qué magnifica ocasión para hacerse una idea de primera mano del vino en España, hoy", es el que menos atenciones recibe en Intervin. De hecho, y por regla general, allí donde nadie me conocía (es estupendo pasar de incógnito porque ves la auténtica cara de las cosas), he palpado la desatención cuando no el menosprecio. ¡Qué paradoja! ¿No es el consumidor el más importante en el "ecosistema" de cualquier cadena de producción?
8. No le encuentro sentido alguno a este tipo de macroferia, que nada ordena y ningún discurso ni mensaje ofrece.
9. Está en un lugar que es todo menos agradable y, mucho peor, accesible Por mucho que se haya empeñado el actual ministro de Trabajo (ex-alcalde del Hospitalet de Llobregat) en hacer de Fira 2 un motor económico de su ciudad, no se puede hacer un montaje así en una zona que tiene una sola línea de autobús, que no tiene metro alguno con acceso directo y que tiene sólo una línea de Ferrocarril de la Generalitat a 15 minutos a pie. Sobre el circuito que tienen que hacer los taxis para coger clientes, sólo me gustaría que les pusieran un micro a los taxistas...
10. He visto a mucha gente que parece querer vivir del vino, que quizás sepa mucho de comercialización (mis dudas tengo pero sus números, no los sé...), pero que sabe muy poco de terruños, climas, variedades de uva, vinificaciones y etc.
11. He visto, junto a eso, a gente auténtica del mundo del vino, gente que ama cada pedazo de su tierra y que sabe bién qué quiere poner en una botella. No daré nombres, pero he visto a grandes enólogos y viticultores sudando el callo para explicar a un "armario" las peculiaridades de sus vinos. Y no me ha gustado nada esa sensación. Creo que estaban perdiendo el tiempo.
12. He visto a gente borracha por los pasillos y estands, he oído a gente diciendo sandeces de todo tipo y a mucho otra gente aguantando mecha y preguntándose "qué hago yo aquí". Una feria de los despropósitos, vaya.
13. Creo que este tipo de manifestaciones tendría que desaparecer. Hay que reorientarlas hacia algo más accesible, más pensado para un público determinado (el que sea, pero la mezcla de todo es lo peor, creo yo) y con algún tipo de mensaje que la gente pueda entender, sea sobre tipos de vino, sobre zonas, sobre modos de hacer en la viña y en la bodega...
14. He visto "números" degradantes con azafatas disfrazadas de algo que no me atrevo a definir (azafatos no vi ninguno).
15. No pienso volver a otra feria como ésta. Me voy a dedicar a conocer la parte que más me interesa del vino, de la viticultura y de sus productores, en otros formatos (por ejemplo, el que comentaba en mi anterior post) y tan cerca como me sea posible de su zona de producción Sé que no pocos de ellos estaban en Intervin, sé que algunos montarn su presencia con ilusión y muchas ganas, con algunos hablé, con otros probé sus vinos. Pero se mezclaban con la mayoría que nada me dice, se confundían con los ignorantes, los arrogantes, los prepotentes, los unos con los otros. Se acababa perdiendo su rastro. No se merecen dislates de este tamaño.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista