Revista Arte

La anorexia del arte

Por Pilar
Llevo pensando en este post, no exagero, más de seis meses. El tema me rondaba en la cabeza. Lo comentaba con algunas personas, 'Escribiré sobre la anorexia en el arte...' y acto seguido tenía que explicar a qué me refería...

Bien, 'la anorexia en el arte' es una enfermedad que se percibe en ciertas personas allegadas al mundo del arte, pueden tener el perfil de un/a artista o un/a galerista, por citar algunos ejemplos. Reconocerla es muy sencillo, apenas basta una conversación de dos minutos con esa persona para saber que la padece. 


La anorexia del arte ¿Cuando me dí cuenta de que esta enfermedad existía?  Pues hace más de un año, en una feria, encontrándome con un artista capaz de decirme, 'Porque yo he expuesto en tal (ej.MoMA), y tal (ej.Thyssen)'. Más allá de sentir y saber que estaba mintiendo ví que él se estaba creyendo su propia mentira. Él se estaba creyendo la estrella más luminosa de todo el firmamento, 'el artista del siglo' con un mecenas llamado 'Gagosian'. Sinceramente: sentí pena.

Volví a coincidir con él nuevamente, esta vez en una inauguración de una galería, '¿Cuando será tu próxima exposición en el MoMA?' le pregunté. 'Estamos acordando fechas' contestó firmemente. Su grado de anorexia, de mirarse y de sentirse tan superior en el mundo del arte, había crecido en apenas diez meses más de lo que yo jamás pensé que podría crecer. Pero no era un caso aislado. Hace un par de meses, mientras hablaba con una asistente de galería me confesó: 'Mi jefa se cree millonaria'. '¿Cómo que se cree rica? O lo es o no lo es', le repliqué casi a modo de burla. 'No tiene un duro y se cree que tiene una gran fortuna para tener este negocio' volvió a insistir ella. Vaya, ese efecto anoréxico de mirarse en un espejo y de verse enorme, extraordinariamente grande y su rebote mental de creerse superior al resto volvía a repetirse. Parece que el síndrome Stendhal tenía un claro predecesor en el mundo del arte...


Y no creo que sean fenómenos aislados de egos puntuales, seguro que vosotros conocéis mas casos. Además, la solución estoy segura que no es una medicación de tres tomas diarias, ni siquiera sé cuál podría ser, si es que la hay... ¿De verdad puede existir una manera de ayudar a estas personas que viven en submundos de ficción visual intoxicados por las grandezas que puede otorgarles el mundo del arte o la cultura?
¿Venden pastillas de humildad en algún lugar? 
Respuestas como comentarios, gracias y ¡feliz fin de semana! :-)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas