Revista Sociedad

La Independencia del Periodismo

Publicado el 26 marzo 2012 por Germanbg

La Independencia del Periodismo


Decía José Bergamín que si le hubieran hecho objeto sería objetivo, pero le hicieron sujeto. Así intentaba explicar el difunto escritor guipuzcoano la subjetividad humana.

Soy de aquellos que piensa que la imparcialidad es imposible. Ahora bien, la honradez es asequible a todos y no todos la consiguen, algunos ni siquiera la buscan. El mal periodismo está en auge.

El periodismo mundial está desubicado, atrapado por haber abrazado con demasiada fruición el negocio y por la competencia de Internet que no asimila. España, nada diferente al resto añade a la servidumbre periodística unos políticos. Dirigentes estos que son presos del “Dios Mercados”.

La Independencia del Periodismo

No es complicado oír en la prensa generalista expresiones como honestos dirigentes refiriéndose a imputados, definir corrupción como persecución política, aludir a gigantescos entramados corruptos con hipocresía exacerbada. Sirvan de ejemplo “los tres trajes de la Gürtel” cuando en realidad la urdimbre costo nada menos que 120 millones al erario público.

La ausencia de independencia se nota también en los eufemismos, perífrasis, circunloquios, ambigüedades y disimulos que de manera común inundan nuestra prensa. Sobre lo que acontece en Oriente Medio se comenta un conflicto y no la violencia, los combates, no el genocidio. Operaciones inequívocamente de exterminio reciben nombres “hollywodienses” como y valga el ejemplo, “Lluvia de Verano”.

Porque los políticos mienten - bien es cierto- pero el periodista no tiene reparos en reproducir tal cual sus discursos. No ejerce de filtro, simplemente es un intermediario cada vez menos necesario. En la televisión, y dados los tiempos de crisis que corren son comunes locuciones tales como consolidación fiscal haciendo alusión a la subida de impuestos, crecimiento negativo – y pregunto – ¿existe el decrecimiento positivo?, inversión estratégica por inversión deficitaria.

Los periódicos son plataformas publicitarias, una sucesión de anuncios que, de vez en cuando, se ven interrumpidos por noticias. Las cadenas de televisión escaparates comerciales en los que, de vez en cuando, hay programas.

Para conseguir independencia informativa primero debe existir independencia económica. La independencia económica se consigue en el caso de las empresas informativas mediante los anunciantes. Detrás de cada gran marca existe un gran empresario que como todos está cargado de prejuicios. “Salvados”, el popular programa emitido en La Sexta y tras su programa “Salvados por la Iglesia” perdió cuatro importantes anunciantes: Heineken, Ocaso, El Corte Inglés y Fujitsu.

El periodismo, al principio era un poderoso ente que buscaba contar a la sociedad lo que los poderosos querían ocultar. Ahora, -salvo excepciones- , el periodismo es un ente que tiene el fin de contarle a la sociedad lo que los poderosos desean difundir.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista