Revista Cultura y Ocio

Las siete llaves de Balabad, de Paul Haven

Por Eltiramilla

Las siete llaves de Balabad, de Paul HavenReseña enviada por un colaborador.

Oliver Finch echa de menos los rascacielos, las hamburguesas y el béisbol de Nueva York. Su padre ha sido destinado como reportero a Balabad, un país remoto de Próximo Oriente, y toda la familia se ha mudado allí con él. Seis meses más tarde sólo ha conocido al que ahora es su mejor amigo, Zee, y al señor Haji, un curioso vendedor de alfombras, famoso por conocer las leyendas sobre sus antepasados. Una tarde, los dos amigos se enteran de que el ministro Aziz Aziz ha desaparecido sin dejar rastro…, igual que la alfombra del rey Agamon. Oliver y Zee se verán envueltos en una peligrosa aventura en la que deberán recorrer todos los rincones de la capital baladí en busca del culpable.

Por el título podríamos pensar que estamos ante otra novela fantástica con el Síndrome de Campbell, pero, contra todo pronóstico, Las siete llaves de Balabad ni sigue las pautas del camino del héroe ni se apoya en el viaje iniciático. De hecho, el único elemento ficticio que encontramos es el país donde transcurre la acción, Balabad, porque el argumento se asienta en bases históricas influenciadas por la cultura de Próximo Oriente. Una vez asumamos que se trata de una novela más bien de misterio, todo irá sobre ruedas. La trama se desarrolla con rapidez, en parte debido al sistema de capítulos cortos y al estilo fluido del autor. El libro está dedicado a un público juvenil, aunque igual de recomendable para otras edades, y cumple con el propósito de entretenernos bajo la sombra de un buen árbol. Haven sigue un esquema sencillo que mantiene en vilo al lector, y es que los cabos se van atando progresivamente, como desmenuzando la intriga, hasta que las propias piezas piden a gritos alguien que las una y solucione el rompecabezas. Esta será la tarea de los protagonistas: Oliver y Zee, y más tarde un personaje femenino, conforman el trío de detectives amateur. Ellosme recordaron a otro trío de jóvenes detectives, El Equipo Tigre, pero sin los descodificadores ni, claro, esa interactividad con las pistas. 

Las siete llaves de Balabad, de Paul Haven
Quizás el denominador común entre estas dos historias ha sido el poder pertenecer a ellas y sentirme una protagonista más, aunque sea brevemente, y sin necesidad de rellenar una ficha como en la colección de Thomas Brezina. Tampoco podría considerar inconveniente el escaso relieve de la mayoría de los personajes; la valentía, el deber y la amistad son los valores predominantes en estos chicos. Y tampoco podría exigir dilemas morales, o incluso un amor al que nos están acostumbrando las novelas juveniles, puesto que esta es una edad dedicada a las aventuras y al descubrimiento de nuevos sentimientos.

Irónicamente, ese toque de fantasía que prometía el título fue lo que eché verdaderamente en falta. Es lo que tiene juzgar un libro por su portada, o igual es mi afición a la fantasía, que me hace verla donde no la hay. Esto no quita que haya sido una lectura divertida, bien resuelta, con una prosa sencilla y contundente. Las siete llaves de Balabad es la primera novela de Paul Haven que se traduce al español, y esperemos que no la última.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog