Revista Deportes

Pilates y la zona abdominal

Por Marimarussi
Las primeras sesiones de Pilates están diseñadas para despertar la conciencia y el control de la zona abdominal, que es considerada débil, y donde muchas personas acumulan grasa. En este método existen más de cien ejercicios pensados solamente con este objetivo.
Ten en cuenta que los abdominales clásicos no consiguen fortalecer la musculatura interna del abdomen como los ejercicios de Pilates, debido a que estos se llevan a cabo con la zona lumbar bien estirada buscando siempre la máxima amplitud intervertebral y colocando el estómago hacia dentro y hacia arriba.
Con esta técnica se desarrolla la musculatura abdominal sin peligro a que otras zonas del cuerpo se resientan, como ocurre con las cervicales en los abdominales clásicos. La sensación que impera durante la práctica de los ejercicios del método Pilates es la de estar alargando la cintura y adelgazando el vientre, de forma que la espalda queda protegida.
Y es que otra característica única del método Pilates es la forma en que se trabaja la musculatura para que gane fuerza, elasticidad y control del movimiento al mismo tiempo. Cada ejercicio, ya sea en colchoneta o en máquina, incide sobre la musculatura profunda, en lugar de sobre la periférica o superficial, como ocurre con otros tipos de gimnasia.

Volver a la Portada de Logo Paperblog