Revista Tecnología

Polestar 1: Híbrido Enchufable de 600 caballos

Publicado el 09 marzo 2018 por Rafael @merkabici

Polestar 1: Híbrido Enchufable de 600 caballos

En 2015 Volvo anunciaba que había adquirido Polestar. Su plan era construir coches eléctricos de calidad para competir en ese mercado. En junio de 2017 Volvo ya comunicó que Polestar tendría autonomía en la fabricación y venta de sus vehículos. Meses después, en marzo de 2018, Polestar presentan su primer producto como marca independiente. Un deportivo híbrido de 600 caballos de fuerza.

Un coupe con 150 km de autonomía

La apuesta de la marca sueca va dirigida a la velocidad y a los km de autonomía que ofrece este híbrido enchufable. Apoyándose en tres baterías y un motor de combustión de 4 cilindros. Sin duda alguna, el Polestar 1 entra con fuerza en el mercado de los híbridos.

Polestar: 600 caballos de fuerza bruta

El emparejamiento de motores comienza con una máquina a combustión de 4 cilindros en línea que consume 2 litros de combustible por cada 100 Km, y lleva por nombre Drive-E 2.0. Este motor trabajará con la tracción delantera, asociándose al eje compartido del vehículo, que trabajará la tracción trasera con electricidad.

Con este motor y apoyándose en los dos bloques eléctricos traseros, llega a desarrollar 600 caballos de fuerza y pasa de 0 a 100 en apenas 4 segundos. Con esta potencia ofrece hasta 1.000 Newton por metro en la velocidad.

Modo 100% Eléctrico

Los 2 motores eléctricos que se acoplarán al Drive-E 20, estarán en la parte de atrás del vehículo e impulsarán la tracción trasera. Cada uno de estos motores genera hasta 80 kilovatios, y estarán alimentados por baterías de última generación de 34 kW.

Al trabajar en forma Full Electric, sus prestaciones bajan a 221 caballos de fuerza. Sin embargo, ofrece un recorrido en forma autónoma de 150 km. Para ello dispone de 3 baterías químicas en total. Ningún otro híbrido en el mercado ofrece este kilometraje en autonomía.

Polestar 1

Las baterías estarán trabajando en dos secciones. La primera, agrupará dos unidades en la parte trasera del auto que operarán de forma simultánea para darle energía a los 2 motores eléctricos del vehículo. La batería restante estará en el eje central del vehículo y será la encargada del funcionamiento del Generador de Arranque Integrado (ISG).

Tecnología punta al servicio del conductor

Polestar no descuida ningún detalle en su primer híbrido enchufable. Para ayudar en la estabilidad del coche de 4,6 metros de largo, cuenta con un sistema inteligente en el Spoiler del vehículo. Este sistema subirá y asentará aún más a la carretera el automóvil cuando vaya a velocidad mayor de los 100 km/h. Si por el contrario no se excede los 65 Km/h, el Spoiler bajará y le dará libertad de conducción al piloto.

El coche está diseñado en gran parte en fibra de carbono, lo que reduce drásticamente su peso (-430 kg).  Dispone de un novedoso sistema de suspensión, fabricado por la Öhlin, llamado: Control Eléctrico Continuo de Suspensión (CESi).

Compartir el vehículo es la meta

El Polestar 1 es el primero de tres que completarán la triada. En 2019 saldrá al mercado el Polestar 2 y para el 2021 irrumpirá un SUV con el nombre Polestar 3.

Estos coches no saldrán a la venta, la estrategia comercial está encaminada a ofrecer una especie de alquiler por 150.000 euros aproximadamente que se cancelarán en cuotas mensuales a lo largo de tres años. Esto cubrirá los gastos de traslado y mantenimiento de los deportivos. Además se podrán hacer contratos múltiples para que varios usuarios utilicen un mismo vehículo. Sin duda una muestra mas de la evolución del automovilismo y el concepto de tener un coche.

La llave física de encendido desaparece para darle paso a una electrónica a través de una aplicación móvil. La meta de la marca es producir 500 de estos  increíbles vehículos al año.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista