Revista Cultura y Ocio

Querido paul (ii),

Publicado el 22 noviembre 2012 por Molinos @molinos1282
QUERIDO PAUL (II),Querido Paul,
Sé que hace un par de años te dije cosas horribles, se que el año pasado juré no volver a verte, se que dije que no te daría ni una oportunidad más, que lo nuestro había terminado para siempre, pero ya soy tuya de nuevo.
Toda aquella ira y desprecio la sentía de verdad, Lo dije todo muy en serio, lo juro. Lo creía firmemente…
..y ahora estoy otra vez locamente enamorada de ti. Eres un conquistador y lo sabes. Te habías acomodado en las relaciones fáciles, en las historias tontas que se escriben solas, que te salen casi sin pensar, eres capaz de escribirlas mientras te cortas las uñas y las masas te amaron por esas historias, pero las amantes fieles, las antiguas como yo, nos sentimos defraudadas y estafadas y te abandonamos.
Pero tú sabes cómo hacerlo. Tenías un plan. A principios de este año, valiéndote de esas casualidades que te caracterizan, hiciste que llegara a mis manos “El Libro Rojo”, una obra pequeña que me había pasado desapercibida en su momento y que tú sabías que me engancharía. Por si acaso me resistía, hiciste que la acompañara una entusiasta recomendación “Moli...tienes que leerlo”. Era un primer paso para reconquistarme. Eran las flores que se mandan para que la amada deje de fruncir el ceño, deje de estar enfurruñada y por lo menos sonría. Y claro que sonreí, me flipó “El libro rojo”, me flipo tanto que nada más terminarlo, volví al principio y lo releí del tirón.
Paul, eres un seductor y vas paso a paso. Sin prisa, dejando que el terreno esté preparado. Has esperado el momento justo para el golpe perfecto. Una vez más y valiéndote otra vez de las casualidades que tanto te gustan, has hecho que llegara a mis manos “Diario de invierno”. En el momento justo, otoño y por el precio justo, gratis a cambio de una reseña. Sabías que no iba a resistirme a darte la enésima oportunidad, que caería otra vez en la tentación de ver qué habías escrito, sabías que la posibilidad de volver a despellejarte sería una trampa para mí. “Piensas que nunca te va a pasar, imposible que te suceda a ti, que eres la única persona del mundo a quién jamás ocurrirán esas cosas, y entonces, una por una, empiezan a pasarte todas, igual que le suceden a cualquier otro”.
¿Cómo se puede ser tan cabrón? Sabías que una vez que leyera ese primer párrafo que encabeza todo el libro, iba a ser tuya. Entregada completamente.
Como me resistía a ser una chica fácil a la que se conquista nada más llegar a la cita, seguí leyendo muy crítica, con mis gafas de directora de cine lesbiana catalana y mi pose de “ Paul, a mí no me la pegas”, dispuesta a sacar el boli rojo y hundirte en la miseria de los despellejes.
Me cuentas entonces que miras por la ventana y que ves nevar, y yo pienso como cualquier otra enamorada "Le gusta el invierno como a mí”. Y desde ahí empiezas a tejer tus memorias, contándomelas e hilándolas con el presente. Tienes una memoria prodigiosa (como la mía) y me enseñas hechos, personas, sentimientos, sensaciones que te ocurrieron y que te han hecho como eres. Sabes lo que opino sobre compartir recuerdos, lo especial que me parece y consigues que me sienta como si estuviéramos debajo de las sábanas contándonos confidencias…y te odio por ello.
Intento resistirme. No quiero caer tan rápido en tus redes. No eres tonto, y para liarme, para que no me sienta incómoda, cuentas tu historia sin ser “yo”, son tus memorias, es tu vida, pero las cuentas desde el “tú”. Sabes que como todo lo que cuentas es tan íntimo, tan personal, podría sentirme incómoda con el “yoismo”, podría sentirme una cotilla, sin embargo al hacerlo con el “tú” me incluyes, me dices...” ven que te cuento su historia”.
Como eres un maestro de la seducción, también manejas el humor y cuando parece que todo va a ser trascendencia y sentido de la vida, te descuelgas contándome como fue la adolescencia y el despertar sexual de ese “tu” del que me estás hablando…y consigues que me ría:
Como cualquier otro varón que haya vagado por este mundo, eras esclavo de aquel cambio milagroso que había ocurrido en tu cuerpo. La mayor parte de los días, apenas podías pensar en otra cosa; el resto del tiempo, en nada más”.
O “Vives en un tormento de frustración y continua excitación sexual, batiendo el record norteamericano de masturbación durante todos los meses de 1961 y 1962 como onanista no por elección sino por circunstancias”.
Me rio imaginándote casi con callos en la mano y rebosando frustración. Cuesta creerlo con la planta que tienes ahora y el indudable atractivo que desprendes incluso con 64 palos.
Sabes que la risa y la ternura acaban con cualquier resistencia pero querías acabar rematando la faena, que te jurara amor eterno y me lanzara al mundo a decirle a los descerebrados que habías vuelto, que tenían que leerte, que te dieran una nueva oportunidad y ¿cómo lo consigues? Contándome como te sentiste cuando murió tu madre de repente.
Mientras asimilas la noticia tienes la impresión de que se vacían las entrañas. Te sientes aturdido y hueco, incapaz de pensar, y aunque eso es lo último que esperas que ocurra ahora (Hace años que no estaba tan contenta), no te sorprende lo que te está diciendo Debbie, no te horrorizas, no te quedas atónito, ni siquiera te disgustas. ¿Qué es lo que te pasa? te preguntas. Tu madre acaba de morir y te has convertido en un bloque de madera”
Yo fui de corcho…pero me sentí igual.
Ni lágrimas, ni aullido de angustia ni dolor: solo una vaga sensación de horror creciendo en tu interior”.
Ya me tienes en tus manos, ya no hay resistencia. Me dejo llevar por ti, por tus recuerdos, por tu vida, por todo aquello que me enseñas de tu pasado, grandes cosas y también pequeños detalles, situaciones que en su momento fueron pequeñas, casi intrascendentes pero de las cuales guardas un recuerdo, una sensación que te ha hecho como eres ahora...Me guías por tu vida, poniéndola del derecho y del revés...para que vea qué es como todas, como la de cualquiera, y que lo único que hay que hacer para darte cuenta de que te pasan cosas, es pararte y mirar.
Todos somos extraños para nosotros mismos, y si tenemos alguna sensación de quienes somos, es sólo porque vivimos dentro de la mirada de los demás”.
Amo a Paul. Al terminar, he querido volver a empezar otra vez…exactamente como cuando...sí, eso.
Sé que ahora mismo tengo la misma credibilidad que cualquier tía que pone a parir a su ex, hace que todos sus amigos  le hagan vudú …y luego vuelve con él y dice “es que ha cambiado”, pero hacedme caso descerebrados, corred a leer “Diario de Invierno”…ya.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Libertad por Paul Eluard

    Libertad Paul Eluard

    SIZEROM En mis cuadernos de escolaren mi pupitre en los árbolesen la arena y en la nieveescribo tu nombre.En las páginas leídasen las páginas vírgenesen la... Leer el resto

    Por  Spartacus
    CULTURA Y OCIO
  • Querido amigo Hitler

    Querido amigo Hitler

    “Querido amigo Hitler” es una película de Bollywood que, según las palabras de su director, el novel Rajesh Ranjan Kumar: "muestra el amor de Hitler por India... Leer el resto

    Por  Moniruki
    CINE, CULTURA Y OCIO
  • Biblioteca completa Paul Auster

    Biblioteca completa Paul Auster

    Pues sí, eso, la biblioteca completa de Paul Auster en Booket ya está en casa. Y la he ganado tan solo con esto..."El cuaderno rojo nos va llevando... Leer el resto

    Por  Carm9n
    CULTURA Y OCIO
  • Mensaje para mis querido colaboradores

    Mensaje para querido colaboradores

    Si os tomáis la molestia de pinchar sobre el contador de visitas de motigo, en el blog de Blogger, y profundizáis un poco en los datos, comprobaréis que ayer no... Leer el resto

    Por  Romanas
    OPINIÓN, POLÍTICA, SOCIEDAD
  • Jean Paul Gaultier

    Extravagante. Único. Vanguardista. Innovador... Inumerable es la lista de adjetivos que se le pueden adjudicar a Jean Paul Gaultier, el sorprendente modist... Leer el resto

    Por  Andrea25
    CULTURA Y OCIO
  • Invisible, de Paul Auster

    Invisible, Paul Auster

    Título: Invisible Autor: Paul Auster Editorial: Anagrama Año de publicación: 2009 Páginas: 282 ISBN: 9788433975225 Este es ya el libro número 13... Leer el resto

    Por  Goizeder Lamariano Martín
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • Adiós querido Julio Polar (1945-2012).

    Adiós querido Julio Polar (1945-2012).

    Lancemos una chispa que inflame en el corazón del pueblo el fuego para amar con firmeza todo lo que se debe amar, y para odiar con firmeza también todo lo que s... Leer el resto

    Por  Lanuez
    CÓMICS, CULTURA Y OCIO