Revista Bares y Restaurantes

Restaurante Farigola & Menta: Original, sabroso, agradable y en Torrent

Por Carlos @gastrocriticval
Restaurante Farigola & MentaSeguimos indagando y dando vueltas por Torrent para encontrar restaurantes diferentes, originales y que valgan la pena.
Pues bien, hoy estáis de suerte porque he encontrado uno, que aunque ya llevaba un tiempo escuchando de él y queriendo ir, siempre por una cosa u otra al final nunca iba.
El restaurante del que os estoy hablando se llama Farigola & Menta, autodenominados como un Healthy Food Restaurant, como gancho y toque moderno tiene su rollo, luego veremos a ver a que ser refieren.
Está situado por la parte "de abajo" de Torrent, casi terminando la Calle Padre Mendez. Si no os ubicáis ya sabéis que al final del post hay un enlace que os llevará al Google Maps con la dirección exacta.
La verdad, si os soy sincero, acabé de rebote en este sitio, porque fue una de esas veces que vas buscando un sitio donde cenar con los amigos y no tienes ningún lugar definido, pero por obra del destino encuentras aparcamiento por la zona (algo que es aún más sorprendente) y dando vueltas y más vueltas se te enciende la bombilla y dices: Oye, ¿Porqué no vamos a este sitio que está por aquí cerca? y como solo éramos 3, decidimos probar suerte a ver si tenían una mesa libre.
Al entrar al restaurante lo primero que te encuentras es una decoración bastante original. No sabría describirla exactamente, pero la entrada del local, la pérgola que tienen a la izquierda y las sillas y sus colores me recordó un poco a una especie de fábula con sus casitas de madera, no sé, me pareció bastante original y divertido.
Desgraciadamente no pude sacar ninguna foto yo mismo de la decoración del local, porque como fuimos sin reserva, nos sentaron en la única mesa que tenían libre, que era en una esquina dentro de la pérgola de la entrada. Al principio nos quedamos un poco extrañados del sitio en el que nos sentaban, pero luego no se estaba mal.
Otro de los puntos a destacar fue la atención al cliente. Normalmente si es un trato normal o simplemente correcto no suelo hacer mención a este aspecto, pero en esta ocasión tenemos que hacerle una pequeña entrada a nuestra camarera. Se llamaba Esther, una chica joven muy profesional que prestaba atención a todos los detalles de su alrededor. Supo equilibrar muy bien ese trato amable y cercano, sin dejar de descuidar sus funciones de camarera y todo siempre con una amplia sonrisa. Señor propietario/a de Farigola & Menta, súbale el sueldo a esta chica y no la deje escapar.
Sé que estaréis pensando que todo eso está muy bien, pero en el fondo ya os estaréis preguntando: ¿Y la comida?¿Qué tal estuvo la comida? Tranquilos, ya voy ya voy.
Éramos 3 personas y decidimos pedir 3 entrantes y 2 bocadillos para compartir. Pensamos que era una buena idea en cuanto a cantidad y así también podríamos probar un poco de todo.
Lo primero que te encuentras al echar un vistazo a la carta es que en general los precios son algo más elevados de lo que te sueles encontrar por Torrent, también es verdad que nada tiene que ver con los típicos bares de Torrent, pero bueno el caso es que por lo menos te fijas en eso.
Sin embargo, los precios van bastante acordes con lo que después te sirven en el plato, tanto en calidad como en cantidad.
Si hay algo que todo el mundo detesta es tener que pagar de más por un plato en el cual solo por poner un nombre largo y creerse modernos, se sienten con la libertad de ponerte una ración diminuta y llamarlo plato de autor o algo por el estilo, y creerme que con alguno de estos me he encontrado.
Pero esto no es lo que ocurre en el Farigola & Menta, aunque la media de los entrantes ronden los 9€, comprobaréis que os sacan a la mesa un buen entrante, que podréis disfrutar tanto por su sabor como por las veces que le "hincaréis el diente".
El primero de los entrantes fue un Provolone gratinado, al que podías añadirle un cuenco de tomate como suplemento (1'25€... os dejo a vosotros las opiniones de esto) para acompañar al plato. De sabor estaba muy bueno y no te esperas que cunda tanto el plato, pero cunde, vaya si cunde, tanto que la cesta de pan voló entera.
Provolone gratinado
Como inciso a esta crítica gastronómica y más como información hacia vosotros, ya que ha salido el tema de la cesta de pan, quería que supierais que un restaurante no os puede cobrar el pan a no ser que lo tenga especificado en su carta, como si fuera un producto más.
Esto lo digo porque a muchos de vosotros os habrá pasado que a la hora de pedir la cuenta te encuentras con la sorpresa de que te han cobrado el pan y te quedas con una cara de tonto al ver como te clavan más de 1€ y pico sin tu saberlo, pero al ser tan poca cantidad y por no quejarte al camarero, te lo tragas y lo pagas con el ceño fruncido. En este sentido los de Farigola & Menta lo hicieron bien y en la cuenta en ningún momento salió el coste del pan por ningún lado.
Sigamos con el segundo de los entrantes. El plato escogido fue una Ensaladilla de Atún escabechado y caviar.
A ver, no soy un experto en caviar, así que no me puedo meter mucho en esa materia, pero el caviar es un producto bastante caro y selecto, que subiría de manera exponencial el precio de este entrante (6'95€), así que lo más seguro es que fueran huevas de lumpo, que es el sustitutivo barato del caviar, ya que este son las huevas de la hembra del esturión.
Sabéis que no me gusta nada que pongan nombres a cosas que no lo son, como cuando te intentan vender sepia y te están metiendo potón. En la carta y en la descripción del plato queda estupendamente poner caviar, pero no es lo que realmente estás ofreciendo. Ojo, como acabo de decir no soy un experto en este tema y desgraciadamente no he podido probar el caviar, pero el sentido común me a hecho deducir que no lo era, si por el contrario estoy equivocado, corregirme que estaré encantado de rectificar mis palabras.
En cuanto a la ensaladilla, también tenía un muy buen tamaño y sobre todo una textura muy cremosa y apetecible. Cada día estoy viendo en más sitios como reinventan sus ensaladillas y las hacen más apetecibles al paladar. Quitando lo del apunte del caviar, que lo dejaría como algo más informativo es un plato muy recomendable.
Ensaladilla de Atún escabechado y caviar
El tercero de los entrantes fue un Carpaccio de Atún marinado, aguacate, salsa tártara y frambuesa "iolizada".
Lo primero que quiero rectificar es lo de iolizada. Más que una crítica parece un curso de información culinaria pero nunca está de más saber cosas nuevas.
El término iolizar (y lo he buscado a conciencia, por si acaso metía la pata) no es correcto. La técnica a la que ellos se refieren se denomina liofilizar y consiste en un proceso por el cual se elimina la mayor parte de agua en el producto que se está tratando, manteniendo todo su sabor y sin alterar las propiedades del alimento.
En cuanto al entrante y no teniendo en cuenta ese apunte de nomenclatura, podemos encontrar un plato donde su cantidad también es bastante considerable, sobre todo porque cuando vas a pedir carpaccio en muchos restaurantes, es tan poco el producto que te sirven que parece más bien una decoración del mismo plato. Me alegra comprobar que no todos son iguales.
Tenía un sabor potente y el resto de ingredientes acompañaban perfectamente al atún, y al tener una cantidad aceptable podías disfrutar del plato.
Carpaccio de Atún marinado, aguacate, salsa tártara y frambuesa
Ahora es el turno de los bocadillos, ambos con un buen tamaño, y de los dos que pedimos, el primero fue uno de Lomo, crema de roquefort y cebolla pochada.
Aunque la combinación en principio es sencilla, si los sabores son correctos no son necesarios más ingredientes, sobre todo si están bien cocinados y equilibrados. Me pareció un bocadillo muy apetecible donde se podían apreciar todos los sabores. Como ya os dije en su momento, a veces, menos es más.
Bocadillo de Lomo, crema de roquefort y cebolla pochada
El segundo bocadillo fue de Salmón y revuelto de calabacín, con cebolla y huevo. Este sería uno de sus productos "healthy". El bocadillo me gustó bastante, y eso que esperaba que fuera algo más plano de sabor, pero en general se notaban los sabores y resultó ser un buen bocadillo.
Como consejo y aunque no estaba mal del todo, deberían cocinar a fuego más lento y dejar al revuelto menos tiempo de cocción, de esta forma se conseguiría que los ingredientes estuvieran más integrados y sobre todo la textura resultante sería mucho más apetecible y jugosa.
Bocadillo de Salmón y revuelto de calabacín, con cebolla y huevo
Sé que estaréis esperando el postre, pero estábamos bastante llenos, bueno yo si que hubiera pedido uno, pero no para mi solo, así que como era el único con esa gula de dulce decidimos pasar.
Con lo cual, aquí damos punto y final a esta crítica gastronómica. En general el restaurante Farigola & Menta me ha sorprendido gratamente.
El precio final de la visita fue de 16'50€ por persona, bebidas y cafés incluidos, un precio que considero correcto, ya que en este restaurante te ofrecen productos interesantes, ricos y con una buena cantidad, además de estar alejados de la carta de un típico bar. A todo esto hay que sumarle una decoración cuidada y una atención al cliente muy cercana y amigable.
Nota: 8'5/10
Precio: 16'50€ por persona
Teléfono: 961 177 258
Ubicación Farigola & Menta

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog