Revista Espiritualidad

Su primera palabra: ‘agua’

Por Yoisasi @nutricionencasa

SU PRIMERA PALABRA: ‘AGUA’Pues si, con nueve meses, ‘aga’ (‘agua’ en nuestro idioma adulto) es lo que dice mi hija cada vez que abro el grifo para bañarla o cambiarle el pañal. ‘Aga’ que cada día ya suena más a ‘agua’. Y me alegra que esta sea su primera palabra ya que nació en ella, fue el primer elemento que sintió al salir de mi, antes que el aire y además porque vivimos muy cerca del mar, tan cerca que lo oímos todos los días, lo sentimos y sabemos de qué humor está cada día: unos días, calmado y tranquilo, otros días, más furioso y guerrero… Su sonido permanece con nosotras y acompaña nuestras noches en vela. Recuerdo cuando sólo tenía un mes que le hicimos un pequeño ritual, un bautizo, bañándonos las dos en el mar (no en la playa) y fue muy emotivo.
Antes de continuar, quiero exponer la información de Caroline Myss que nos habla sobre la relación entre el bautismo y el primer chakra (Muladhara) que se encuentra ubicado entre el ano y los genitales y es considerado el centro energético que nos provee la energía vital:

El primer chakra está situado entre el ano y los genitales.

El primer chakra está situado entre el ano y los genitales.

‘El bautismo simboliza la información que hace que el niño se arraigue en el lugar que le corresponde en la tierra. Este sacramento no sólo pertenece al cristianismo, sino que constituye una celebración arquetípica del don de la vida. Su significado y su relación con el primer chakra, que simboliza nuestra conexión con la vida física y con la energía de la tierra, son idénticos a los de los ritos bautismales de otras culturas.
Al alinear la energía del primer chakra con el rito del bautismo le permitirá empezar a considerar su vida y a su familia como el medio en el que usted estaba destinado a crecer espiritualmente. Al aceptar este concepto es un primer paso para librarse de la ira y de los rencores generados por las heridas que le infligieron sus familiares.
A nivel simbólico, el bautismo reexperimentado por adultos ofrece una perspectiva muy valiosa a la hora de sanar heridas de la infancia. Esta perspectiva arquetípica nos libera del espejismo de que nuestra vida está marcada irremisiblemente por la calidad de nuestra infancia y nos ayuda a comprender que el significado trascendental del bautismo reside no tanto en el hecho de que nuestra familia nos aceptara sino en que nosotros aceptemos el conjunto de nuestra vida tal como es, y el don mismo de la vida. Somos nosotros, cuando comprendemos lo que significa ser un individuo consciente, quienes debemos bautizar nuestra vida movidos por la gratitud, en lugar de esperar que nos bauticen otros. El bautismo en la madurez es un acto destinado a celebrar y aceptar el hecho de que todos somos responsables de nuestra vida.’

Considero que no estaría de más ‘rebautizarnos’ para poder limipiarnos de nuestro pasado y vivir despojados y liberados de acontecimientos dolorosos antiguos. Y es más sencillo de lo que parece ya que no hace falta ir al cura para concretar la fecha de tu segundo bautizo, simplemente escoge un momento tranquilo para darte un baño en el mar siendo consciente del ritual (estás limpiando tu ser) que llevas a cabo o también puedes hacerlo en tu bañera o simplemente duchándote, y otra opción es beber agua buena donde has dejado algunos cristales durante un día al sol y al beberla ‘bendecir’ tu vida, tu momento actual libre de impurezas.

Siguiendo con la primera palabra pronunciada por mi hija, me he emocionado más que si hubiera dicho ‘mamá‘, ya que el agua significa todo, significa Vida, sin ella no somos nada y la pena es que cada día lo tenemos más difícil para encontrar auténtica agua que nos sustente, que nos reconforte y que hidrate nuestras células.
Desde aquí una reflexión y no sólo ecológica ni ahorrativa sino más humana, más sincera: No podemos dejar que nos arrebaten algo tan valioso, algo tan vital y necesario para nuestros cuerpos y nuestra Tierra. Debemos buscar la manera de saber cómo poder recuperar su fuerza, su riqueza, su alimento porque creo que todos tenemos derecho a nutrirnos de ella. Es tan esencial como la leche materna para un recién nacido, tan importante ya que sin ella moriríamos. No me quiero poner muy transcendental pero creo que aún no somos conscientes de lo valiosa que es, cosa que otros ya se han percatado y están manipulándola, agrediéndola y robándola porque saben que en breve será (para ellos ya lo es) como una joya que pocos podremos obtener a no ser que paguemos su precio en oro. Es curioso pero, ¿a que nadie se ha parado a pensar que el agua que llega a nuestras casas debería ser gratis? Así que desde aquí hacer un llamamiento para ponernos las pilas y buscar la manera de que primero, dejemos de pagar por una agua que no debería llamarse tal por la cantidad de porquería que contiene y es la que con ella nos aseamos y muchos cocinamos y segundo, porque creo que el agua no le pertenece a nadie sino que es de todos y entre todos deberíamos respetarla para que pudiéramos disfrutar de ella pero no como tal, agua enferma y estancada sino pura y medicinal. Si, tal vez sea una ilusa…
Al final me puse trascendental pero es de primera importancia que sepamos que se nos acaba y la que queda es puro veneno así que está en nuestras manos empezar a recuperar algo tan valioso que nos proporciona Vida.
Espero de todo corazón que nuestros hijos puedan disfrutar en un futuro de agua de calidad, sin peligros, sin impuestos, sin carencias con toda naturalidad. Agua fresca, de manantial, auténtica como la que corría por la fuente de la aldea de mi bisuabuela, donde todos bebíamos de ella sin peligro alguno. Hoy en día eso es imposible e impensable. Más información en ‘Agua del Grifo: No Apta para la Salud’ y en ‘Agua de Ósmosis Inversa’.
Salud y Buenos Alimentos
Yo Isasi
www.nutricionencasa.com


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog