Revista Cocina

Cómo hacer la compra en el súper sin perderme en el intento

Por Sentir @menjasa1

En muchas ocasiones, uno de los grandes problemas que encontramos dentro de la alimentación es no saber realizar una organización adecuada. Podemos encontrar desde planificar menús, seleccionar productos de temporada, mirar las etiquetas alimentarias y sin ninguna duda “la planificación de la compra“.

¿Por qué es tan importante hacer una buena planificación de la compra?

Una compra óptima nos garantiza que NO seleccionemos productos de baja calidad nutricional y que no nos benefician para nada. Todos conocemos que las estrategias de marketing en las grandes superficies se les pueden tildar de casi manipuladoras. En muchas ocasiones, lo primero que nos encontramos en estas grandes superficies son algunos productos tentadores para ya entrar en primer contacto con ellos. Así, si tenemos que comprar jabón y por casualidad pasamos por la zona de chocolate, es muy probable que piques y acabes comprando. Por otro lado tenemos en la zona de cajas, la zona de compra impulsiva como el snacks muy energéticos y de poco valor nutricional, esto está bien planificado por si acaso pasaste de largo de la zona interesante, que te puedas llevar algo nutricionalmente no saludable.

Qué debemos hacer para conseguir realizar compras eficaces:

  1. Primero de todo planificar nuestro menú semanal con sus ingredientes y estimar que vamos a necesitar para realizar éste. De esta manera tenemos una base sobre la que podemos movernos.
  2. En segundo lugar, hacer un listado óptimo de todo lo que vayamos a necesitar para realizar el menú. Es importante que mires bien la despensa para evitar comprar de más.
  3. Es recomendable ir a comprar siempre con el estómago lleno, es decir, que será una compra más eficaz si vamos después de desayunar o de comer, pues reducimos mucho la compra impulsiva. También hidratarse bien, ya que en muchas ocasiones se puede llegar a confundir sed con apetito y tendremos el mismo resultado que en otras ocasiones.
  4. Leer etiquetas, es algo vital y el consejo sería que si no quieres estar 4 horas de compras, que vayas seleccionando 2 o 3 productos los cuales inspeccionar cuando estemos comprando y valorar si esto nos aporta alguna cosa interesante a nivel nutricional, en el caso de que no nos aporte nada, ya sabemos que ese producto no debe entrar en nuestro carrito.
  5. No fiarse de todo lo que pone “light” es mejor. Este puede ser uno de los grandes errores. En muchas ocasiones algunos productos light son iguales o peores que los originales. Algunas marcas además se aprovechan de esto para llegar más al sector preocupado por su salud, haciéndoles caer en una trampa.
  6. Si vas a comprar a un mercado, tienes menos número de comprar alimentos superfluos.
  7. A más alimento sin etiquetas (verduras, hortalizas, frutas, arroz, pasta, patata, legumbres…) mejor, los alimentos que contengan más de 3 ingredientes, deberíamos parar un tiempo a analizarlo de forma adecuada.

Sobretodo, la alimentación tiene que ser algo para disfrutar y sobretodo saludable. Es por ello que algunos puntos empiezan en la compra.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista