Revista Baloncesto

El curioso caso de Rodrigue Beaubois

Publicado el 28 marzo 2010 por Héctor
El curioso caso de Rodrigue Beaubois(Foto: Rocky Widner/NBAE via Getty Images)
El final de la temporada regular, con muchos equipos pensando ya en el año que viene, es un escenario habitual para la exhibición de muchos jugadores que han pasado desapercibidos durante gran parte del curso. Que se lo pregunten si no al base francés de los Dallas Mavericks, Rodrigue Beaubois.
En el verano de 2005, el actual escolta de los Magic, Mickaël Pietrus, se encontraba presidiendo un campus de baloncesto en su nativa isla de Guadalupe. Allí se fijó en un chaval de 17 años, que apenas superaba el metro ochenta de estatura pero que tenía unas brazos sorprendentemente largos para su altura. Pietrus se quedó prendado del joven Beaubois, y Rodrigue decidió dar el salto al basket europeo. Aterrizó en Francia para enrolarse en las filas del equipo junior del Cholet, en el que se mantuvo durante dos temporadas. En la 2007-08 apareció como habitual en el primer equipo del conjunto francés, pero una lesión le impidió brillar como le hubiera gustado.
Su explosión llegó en la temporada 2008-09, en la que Beaubois compartió backcourt en el Cholet con el actual base del Power Electronics Valencia Nando De Colo. Sus promedios estuvieron rondando los 10 puntos y 3 rebotes tanto en la liga francesa como en el Eurochallenge. Igual que De Colo, Beaubois decidió declararse elegible para el Draft de 2009. Pero si aquél cayó hasta el final de la segunda ronda y optó por seguir creciendo en Europa, Beaubois fue elegido en la primera ronda y prefirió buscar su sitio en la NBA. Escogido por Oklahoma City en el puesto número 25, fue traspasado a los Mavs junto con una futura segunda ronda a cambio de los derechos de Byron Mullens.
Beaubois se quedó fuera de la lista final de la selección francesa para disputar el pasado Eurobasket de Polonia, por eso se centró exclusivamente en preparar la pretemporada con su nuevo equipo. Por desgracia, una lesión en los primeros tests le hizo perderse varias semanas de preparación, y cuando empezó la temporada apenas nadie en Dallas había visto jugar al novato francés. El entrenador de los Mavs, Rick Carlisle, sorprendio a todo el mundo dándole la titularidad en los primeros meses de regular season (compartiendo juego exterior con Jason Kidd), aunque su presencia solía ser testimonial y desaparecía de la rotación en los primeros minutos para ceder protagonismo a J.J. Barea o Jason Terry. Tanto es así que en el año 2009 sólo en un partido disputó más de 20 minutos de juego, y sólo en dos superó los 10 puntos. La misma tónica se mantuvo durante los meses de enero y febrero, en los que además perdió su puesto de titular y muchas veces se veía relegado a jugar los minutos de la basura o directamente a no aparecer en la rotación ni un sólo segundo.
El curioso caso de Rodrigue Beaubois llega en el mes de marzo. En este mes el base francés promedia unos espectaculares 14.4 puntos en 18 minutos. Es decir, un aprovechamiento máximo de los pocos minutos de los que dispone. En el esquema de Carlisle, la posición de escolta es la que más ha bailado en la temporada, con varios jugadores en el puesto de titular. Pero es que además el entrenador de los Mavs ha sido de todo menos regular a la hora de darle minutos a Beaubois. Al principio del mes, el de Guadalupe tuvo dos partidos consecutivos de 22 y 24 puntos, pero también ha tenido encuentros de menos de 10 minutos e incluso dos encuentros en los que ha jugado 27 y 48 segundos respectivamente. Según Carlisle, esto se debe a los emparejamientos individuales, a que busca al jugador más adecuado en esa posición en cada partido según el rival, y a que a veces las características de Beaubois no se ajustan a lo que necesita el entrenador.
Anoche el rival eran los Golden State Warriors, un enemigo más que adecuado para jugadores de las características más variopintas, como bien señaló J.R. Sanchis en este artículo en Solobasket.com. Carlisle no lo dudó, y le dio minutos a Rodrigue, pero tampoco sin abusar. Aún así, Beaubois sólo necesitó 30 minutos para endosarle 40 puntos a los Warriors, con unos espectaculares porcentajes de 1 de 1 en libres, 6 de 11 en tiros de dos y un estratosférico 9 de 11 en triples.
No se puede negar lo extraño de la temporada de Beaubois, un jugador que tan pronto deslumbra con actuaciones como la de anoche como se pasa todo el partido calentando el banquillo y agitando toallas. Por ese mismo motivo, este jugador puede ser el auténtico "factor X" para Dallas en los próximos Playoffs.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas