Revista Deportes

Hasta Pronto

Publicado el 23 mayo 2011 por Marianofusco

Hasta Pronto

por Santiago Ludueña

Ayer descendió el Deportivo La Coruña, probablemente uno de los equipos españoles más conocidos de los últimos tiempos. Podríamos hacer un parangón con el descenso de Ferro 12 años atrás. Quizá pelee con el Villarreal y el Sevilla el rótulo de “mejor equipo español no-grande de los últimos tiempos”. Su título en la Liga 1999-2000 (fue el último equipo chico en salir campeón, y último título previo a la hegemonía Barça-Madrid-Valencia), sus dos Copas del Rey (94-95 y 01-02), y su semi de Champions en 2003-2004, donde fue eliminado por el Porto, que era dirigido por un tal José Mourinho, pueden ratificar lo dicho anteriormente.
El equipo de Riazor tuvo en sus filas a varios jugadores conocidos popularmente: Bebeto, Djalminha, Rivaldo, Diego Tristán, Roy Makaay, Mauro Silva, José “Turu” Flores, Walter Pandiani, Fran, Manuel Pablo, Juan Carlos Valerón, Andrés Guardado, y siguen las firmas. Esta historia de 20 años no mereció tener este final, este que significó que el Super Depor vuelva a ser el Deportivo.
Parece mentira que los que enviaron a los gallegos a la B fue Valencia, el mismo que le quitó el título 17 años atrás, cuando el Dream Team de Cruyff se consagraba campeón por cuarta vez, cuando el Depor estaba empezando a tutarse con los grandes de La Liga. Quizá aquel penal que González le atajó a Djukic sea menos doloroso que el gol de Aduriz o el de Soldado. Aunque eso es relativo. Porque así como se puede salir campeón después de perder el título sobre el final (por ejemplo, el Vélez de Fanesi/Russo), se puede volver a la A un año después de descender. Pero el dolor está, más allá de revanchas futuras.
Hoy, La Coruña es una sombra de lo que fue. No solo futbolísticamente hablando, sino también económicamente. Pero tienen un aliado de lujo: su hinchada. Esa misma hinchada que se quedó en el Riazor una hora después de que el árbitro firmara el certificado de defunción del blanquiazul, estoica, vitoreando a su equipo, para demostrar que su amor es más fuerte que todo lo que vendrá. Ellos seguramente van a ayudar a cumplir la profecía de Valerón: “Volveremos el año que viene a Primera División”.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas