Revista Cultura y Ocio

Infancia en riesgo de extinción

Publicado el 21 junio 2016 por María Bertoni
Primera ficción del Grupo de Boedo Films.

El largometraje de Claudio Remedi es la primera ficción del Grupo de Boedo Films.

La ilusión de Noemí parece hecha con tanta dedicación como las páginas web que el Grupo de Boedo Films diseñó para promocionar ésta, su primera ficción. Ante el despliegue de información sobre los actores que integran el elenco, sobre los escenarios elegidos para el rodaje, sobre el autor de la banda sonora, sobre las cuatro instancias de estreno, no cabe duda de que ésta es una producción respetuosa del mandato de rigurosidad que rige el ejercicio documental.

“Cuando la amistad es un descubrimiento” reza el afiche del largometraje que Claudio Remedi escribió y dirigió en sintonía con al menos una de las consignas que el colectivo de cineastas enumera en su presentación: desligarse de los clichés publicitarios. En efecto, el retrato del vínculo de afecto y contención entre la chica de once años que nombra el título y su compinche de escuela y de barrio representa una infancia distinta de la que -sobre todo- nuestra televisión suele mostrar.

Noemí y Sergio caminan y andan en bicicleta por las calles de Berisso sin temor a la inseguridad, fantasean con un tesoro escondido en el jardín de una tía, urden un plan para desenterrarlo, soportan con estoicismo las imposiciones y contradicciones de los adultos. Ninguno de los dos es sabiondo, caprichoso, pícaro, verborrágico, hiperquinético, adicto a pantallas de televisión y demás dispositivos inteligentes.

Algunos espectadores los considerarán chicos atípicos o extemporáneos. Para otros, serán fiel reflejo de una porción de realidad nacional. Una tercera franja creerá reconocer un estereotipo edulcorado de los hijos de la clase trabajadora, acaso militante, que vive en el tercer cordón del conurbano bonaerense.

En cualquiera de esos casos, la fotografía de Lucas Martelli invita a (re)descubrir rincones de Berisso, La Plata y la Ciudad de Buenos Aires. Por ejemplo, la isla Paulino, el Museo Argentino de Ciencias Naturales ‘Bernardino Rivadavia’, un santuario donde -para indignación de la tía de la protagonista- la Difunta Correa convive con el Gauchito Gil.

Sin dudas, La ilusión de Noemí gira en torno a diversos ejes de nuestra cultura popular: la devoción por uno o varios santos, la supervivencia de pequeños espacios destinados a la realización de sesiones de cine-debate y de los siempre contenedores clubes de barrio, la representación de la lucha de clases (en este caso en una clínica privada donde el personal administrativo maltrata al personal de limpieza), la actividad sindical como herramienta de resistencia contra los abusos de autoridad que cometen la patronal y sus intermediarios.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista