Revista Deportes

Los managers y el fútbol argentino

Publicado el 22 diciembre 2011 por Marianofusco

Los managers y el fútbol argentino

La nueva moda de los directores deportivos parece haber llegado para quedarse. Roberto Ayala y Gabriel Batistuta, emblemas de la Selección Argentina en la década del ’90, emprenderán una nueva etapa en su vida relacionada al fútbol. Desde hace pocos días, ambos se convirtieron en managers de Racing y Colón y tendrán la obligación de funcionar como un nexo entre el cuerpo técnico de sus equipos y las cúpulas dirigenciales.

El Ratón ya comenzó a trabajar para la Academia, en la búsqueda de un sucesor para Diego Simeone: “La idea será participar y brindar una opinión más tratando de acortar el margen de error y acertar en las decisiones”, aseguró. Por otra parte, el goleador histórico del representativo albiceleste también vive los mismos sentimientos en Santa Fe y su llegada al elenco santafecino de la mano de Germán Lerche ha conmocionado a un gran número de los hinchas sabaleros. “Sé lo que es el fútbol y siento que puedo ser útil”, aseveró.

Los secretarios técnicos poseen dos antecedentes representativos en Argentina, entre otros. Uno de los primeros casos fue el de Carlos Bianchi, quien asumió en Boca Juniors en 2009, durante la presidencia de Jorge Amor Ameal. El técnico, quien ya había ocupado un cargo similar en el humilde París FC de Francia entre 1991 y 1992, tuvo la tarea de crear una relación fluida entre el plantel y las divisiones inferiores, buscando jóvenes talentos para alimentar la cantera. Sin embargo, desempeñó su cargo por poco tiempo ya que un año después de haber tomado el control abandonó la institución inmediatamente después de la marcha de Alfio Basile.

Para muchos futboleros, el mal paso del Virrey como secretario técnico de la entidad azul era razón suficiente para pensar que ese cargo en nuestro país es imposible de ocupar. No obstante, la aparición de Christian Bassedas en Vélez Sarsfield fue un contraargumento de peso ya que fue él quien eligió a Ricardo Gareca como entrenador y desde entonces el conjunto de Liniers obtuvo dos torneos locales (Clausura 2009 y Clausura 2011) y llegó a semifinales de las últimas ediciones de la Copa Libertadores y Sudamericana. “Es fundamental la relación y comunicación con el director técnico, se le debe hablar como si fuera un amigo íntimo tomando un café. Ninguno de los dos debe creer que el otro le está ocultando algo”, admitió Bassedas a La Final.

La mayoría de los clubes argentinos aún no adoptaron esta nueva modalidad. Las dudas se hacen presentes teniendo en cuenta el pasado de Bianchi en este rol; pero muchos quieren apostar al ‘puente’ que podrá dar el salto de calidad en los diferentes equipos. Otro cambio que aparece en el fútbol nacional.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas