Revista Cultura y Ocio

Prosas apátridas de Julio Ramón Ribeyro

Publicado el 25 junio 2016 por Miguel Angel Requejo Alfageme @MiguelARAlfagem

Prosas apátridas de Julio Ramón Ribeyro
Acababa de leer los cuentos completos de este autor y me encontré con sus prosas apátridas. Sus cuentos de un nivel estimable me habían dejado un si es no es destemplado. No me parecieron como para justificar los elogios que pude leer en su momento.Sin embargo estas prosas apátridas que vienen a ser una lista de pensamientos, ocurrencias y reflexiones recopiladas por el autor y dejadas en el desván rápidamente ocuparon un lugar en mi imaginario del autor. Si sus cuentos eran piedras en el muro, maldito Facebook, literario estas prosas apátridas podían ser el mortero que amalgama en los intersticios toda su obra literaria.Capacidad de observación, sensibilidad y una mente siempre en ebullición le llevan a los pensamientos más peregrinos, las emociones más censurables y los deseos más ocultos en relación con todo lo que le rodea. Sin olvidar nunca como buen depredador que todo puede pasar al menú del escritor. Todo es factible de ser contado.Y así nos descubre que la moda que parece una ostentación es todo lo contrario. La persona que va a la moda es una persona que oculta su individualidad para pasar a engrosar el colectivo correspondiente. Que los adultos nunca abandonan la niñez, sólo buscan imposturas para acoplarse al hecho de ir envejeciendo. Lo único que está a nuestro alcance. Elogia el valor de los que siguen siendo niños.Que los rostros de los ciegos, al no poder ser autoesculpidos por la mirada de su propietario al ver otros rostros, tienen una cualidad de ciego que siempre se puede ver en algún rasgo de su cara.U observando un parque nos cuenta que ve a los niños pequeños, jugando solos, comportarse de la misma manera que los mismos viejos que hay en ese parque, pensativos en soledad. La vida que empieza como acaba. O se burla de los editores que ante una crisis de venta deciden publicar obras señeras de la literatura prologadas por personas famosas. Así Belmondo comentando que al leer a Rimbaud sintió como un puñetazo en el mentón, asegura una elevada venta del poeta a personas que en su vida leerían versos pero que admiran o envidian a Belmondo.O la curiosa reflexión sobre nuestros ancestros. Si para nacer él se necesitaron dos personas y cuatro para que nacieran esas dos, contando cada generación de 30 años, resulta que en el 1060 tenía mil millones de ancestros, algo a todas luces imposible, por lo que es fácil deducir que todos somos familias.O la vejez diferente de los que cumplen años entre placeres y lujos, y aquellos que ven pasar los años entre penurias y miserias. Las arrugas de unos y otros.Cómo se van olvidando los muertos y el dolor que sentimos por su perdida.Las diferencias con las clases bajas, más en los modales que en los pensamientos e ideales: “Mi bistec me hubiera sabido mejor si lo hubiera comido ante un jerarca podrido pero que hubiera sabido desdoblar correctamente su servilleta” Que no es resabio burgués, o sí, pero que indudablemente pone en valor las formas tantas veces despreciadas. Y tan difíciles de adquirir.El papel del alcohol o cualquier potenciador de la sensibilidad y la aceptación de ese vicio: “Un vicio se contrae a perpetuidad. La esencia del vicio es ser incorregible”O ese admirador que no para de loar su trabajo literario para al final agradecerle que escribiera “La ciudad y los perros”.En fin, un despliegue de lo que son la aptitudes de un escritor. Una constante observación con su correspondiente enjuiciamiento, su enhebramiento en un universo desconcertante y la certidumbre de que todo carece de sentido o todo tiene sentido.Aquello con lo que Josep Pla teje casi toda su obra le sirve a Julio Ramón Ribeyro para hacer unas prosas apátridas.Allí donde Pla no veía más que insustancial creación se despidieron sus universos creativos. Ribeyro lo intento, quizá Pla ya sabía el resultado. Pero ambos con unas dotes de observación, equiparables al escalpelo del cirujano, que abren al ser humano en canal. Siempre con humildad y compasión.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • O sangue dos camiños - Ramón Caride

    sangue camiños Ramón Caride

    Sinopse: Nunha cidade descoñecida un escritor atorméntase coa desaparición da súa amada, mentres en Nova York unha azafata trafica con estrañas mercadorías. Leer el resto

    Por  Tomas
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • Cita célebre: julio verne

    Cita célebre: julio verne

    Tal día como hoy, en 1828, nacía el escritor francés Julio Verne.Cita célebre de Julio Verne en El Ballet de las PalabrasSi te gusta la entrada, suscríbete a... Leer el resto

    Por  Patriciaelballetdelaspalabras
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, TALENTOS
  • Ramón. Cochecito de paseo de la Plaza de Oriente

    Ramón. Cochecito paseo Plaza Oriente

    Mientras el 16 noviembre de 1933 los políticos hacían campaña electoral, don Ramón Gómez de la Serna se centraba en los carros que paseaban a niños por la... Leer el resto

    Por  Historia Urbana De Madrid Eduardo Valero García
    CULTURA Y OCIO, HISTORIA
  • La lluvia en la Mazmorra. Juan Ramón Biedma

    lluvia Mazmorra. Juan Ramón Biedma

    Nos muestra sin fisuras las más escondidas motivaciones del ser humanoUna novela que roza lo surrealistaMadrid, finales de Enero de 1930. Leer el resto

    Por  Revista PrÓtesis
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • José manuel ramón

    José manuel ramón

    Mencionado por:Javier CatalánMenciona a:José Luis Zerón HuguetAda Soriano LidónJosé María PiñeiroJavier CatalánManuel García PérezCleofé CampuzanoJuan Carlos... Leer el resto

    Por  Acalvogalan
    CULTURA Y OCIO, POESÍA, TALENTOS
  • Decálogo para cuentistas, por Julio Ramón Ribeyro

    Decálogo para cuentistas, Julio Ramón Ribeyro

    1. El cuento debe contar una historia. No hay cuento sin historia. El cuento se ha hecho para que el lector pueda a su vez contarlo. 2. La historia del cuento... Leer el resto

    Por  Luisritx
    CULTURA Y OCIO, HUMOR
  • Ramón Mirabet en El Sol

    Ramón Mirabet

    En unas horas, Ramón Mirabet nos espera en Sala el Sol con ganas de sorprendernos a todos y de demostrarnos su fuerza en directo. Leer el resto

    Por  Jmusind
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA

Revista