Revista Deportes

Volverte a ver…

Publicado el 27 mayo 2011 por Marianofusco

Volverte a ver…

Como hace dos años, Barcelona y Manchester United jugarán la final de la UEFA Champions League. El nuevo estadio de Wembley, en Londres, será el anfitrión del partido más importante del año, probablemente el Super Bowl del balompié.

Ambos equipos ganaron sus respectivas ligas: por un lado, el Barça brilló en su liga. A pesar de que su faena fue menor respecto a la de la temporada anterior por apenas 3 puntos (96 contra 99), tuvo un record de 30 ganados, 6 empatados y apenas 2 derrotas. Por su parte, los Red Devils sumaron en la Premier League 80 puntos, con 23 victorias, 11 pardas y 4 caídas.

Las cartas principales de los dirigidos por Josep Guardiola son el trío ofensivo que conforman Lionel Messi, David Villa, y Pedro, en donde sobresale el argentino, quien, en lo que va de la temporada, hizo 52 goles (está a 1 de Cristiano Ronaldo); las subidas veloces y efectivas de Dani Alves, quien por momentos parece un wing de los de antes; y la firmeza de la defensa, sobre todo, de la de su arquero Víctor Valdés. Por el lado de los de Sir Alex Ferguson, se destacan la muy buena dupla Rooney-Chicharito Hernández, éste último dejando en el banco nada menos que a Berbatov, quien no es una mala alternativa; la experiencia y talento de jugadores como Ryan Giggs (quien viene con problemas extrafutbolísticos), Paul Scholes y Edwin Van der Sar (este será su último partido; el ex Atlético de Madrid David de Gea será su reemplazante para la próxima temporada), y la firmeza de la dupla defensiva Rio Ferdinand y Nemanja Vidic.

Entre sí jugaron 10 partidos, de los cuales 3 fueron para los ingleses, 3 para los catalanes, y 4 terminaron igualados. El último antecedente fue la final de 2009 en Roma: allí, el blaugrana ganó 2 a 0, con goles de Samuel Eto’o, y de “Leo” Messi. Además, ambos jugaron una final cada uno en el mítico estadio londinense, cuando tenía el viejo diseño, y en las dos levantaron la orejona por primera vez: en 1968, el United de Matt Busby, con Bobby Charlton y George Best en la cancha, venció al Benfica portugués en el suplementario por 4 a 1, con la curiosidad de que habían empatado 1-1 en tiempo regular; mientras que el Dream Team de Johann Cruyff se consagró en 1992 venciendo a la Sampdoria, también en tiempo extra, por 1 a 0, con el gol de tiro libre de Ronald Koeman.

Mañana a las 15:45 finalizará el juego de las palabras, para dar lugar al juego real, que será el que, al fin y al cabo, determinará quién será el nuevo campeón de la Champions League.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas