Revista Cine

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

Publicado el 20 junio 2013 por Fimin

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

20 de Junio del 2013 | etiquetas: Ópera Prima, Selección filmin

Twittear culto-a-las-operas-primas-de-grandes-directores-parte-i

Si lees estas líneas, probablemente estés entre todos aquellos que permaneceremos eternamente maravillados por el cine de Kubrick, posiblemente tengas impreso en la memoria el día que descubriste "El Último Tango en París", seguramente hayas disfrutado infinitas veces de la trilogía de "El Padrino", recordarás con evocadora pasión "La última película", serás fan de Lars von Trier, se te dilatan las pupilas cada vez que piensas en "Elephant", en el final de "Juego de Lágrimas", en "El Lado Bueno de las Cosas", o en disfrutar por fin de "Antes del Anochecer". ¿Pero donde está la semilla de todas estás grandes películas? 

En filmin presentamos un ilustre abanico de grandes directores con primeras películas no tan conocidas. Es Nuestro Culto a las Óperas Primas. ¿Te falta algua por ver? Probablemente sean más de las que debieran...

1. STANLEY KUBRICK: FEAR & DESIRE (1953)

¿Quién era?

Antes de convertirse en monolito, Stanley Kubrick también fue simio. Propulsado por la confianza ciega en ese insobornable genio que le llevó a encumbrar la cima del séptimo arte y a destacar en el laberíntico submundo de la influencia cultural y corrupción moral que él mismo construyó, vino precedida por el miedo que provoca pedir dinero prestado a su papá, lucharle 10.000 dólares a su tío millonario, tirar del guión escrito por un compañero de instituto o contar con la asistencia de su primera mujer....

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: No Reconocido

pero también por el deseo que supone rodar su auténtica ópera prima (y particular oveja negra) con la fallida intención de lograr una ambiciosa obra maestra. "Fear and Desire", o lo que es lo mismo, el debut perdido de Kubrick que, precisamente Kubrick, nunca quiso que vieras. "Fear and Desire" reune varias de las principales características que destacan en gran parte de la magistral obra de Kubrick, sin embargo, nunca ha sido considerada un clásico, y menos aún, una obra maestra. He aquí la razón principal por la que el director de "El Resplandor" siempre quiso evitar que su debut en el cine llegara a nuestros ojos. Es lo que tiene ser un (gran) perfeccionista.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

"El Resplandor", "La Naranja Mecánica", "2001: odisea en el espacio"...en definitiva, una de las obras más complejas, vanguardistas, arriesgadas y en definitiva, colosales, de la historia del cine.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

  2. BERNARDO BERTOLUCCI: COMMARE SECCA (1962)

¿Quién era?

Acababa sus estudios en la Universidad de Roma ganándose cierta fama como poeta. Se iniciaba en el mundo del cine realizando cortometrajes en 16 mm con su hermano Giuseppe. En 1961 hizo de ayudante de dirección en "Accattone", ópera prima de su amigo Pier Paolo Pasolini. Un año después, con tan solo 22 años, se estrenaba como director sobre un guión de Pasolini.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)
  El debut tras la cámara: Entre Pasolini y Kurosawa

Basándose en el "Rashomon" de Akira Kurosawa, Bertolucci se centra en los testimonios e indagaciones alrededor del asesinato de una prostituta en un parque de Roma, a orillas del Tíber. Una ópera prima mundialmente aclamada.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

El trabajo con Pasolini es una influencia que ha marcado toda su obra posterior, junto con la obra de otros directores como Godard, Kurosawa o los neorrealistas. Su mejor obra, "El Conformista", la más polémica , "El Último Tango en París", la más grandiosa, "Novecento", o la más reconocida, "El Último Emperador" (9 Oscars).

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

    3. FRANCIS FORD COPPOLA: DEMENCIA 13 (1963)

¿Quién era?

Tras graduarse en la escuela de cine de la Universidad de Los Ángeles, comenzaba a colaborar con Roger Corman en varias películas de terror. Entre ellas, su ópera prima.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: De Serie B

Morbosa, bizarra, con fundidos en gore e imagen inventiva. "Demencia 13" es un divertimento de culto que lleva el sello Corman.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

Uno de los más grandes directores de la segunda mitad del siglo XX y uno de los más grandes de todos los tiempos. "La conversación", Apocalypse Now", "Drácula"....es "El Padrino" de Hollywood y del cine mundial.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

4. PETER BOGDANOVICH: EL HÉROE ANDA SUELTO (1967)

¿Quién era?

Actor y cinéfilo obsesivo influido por la Nouvelle Vague. Llegó a ver 400 películas al año en su juventud. Analizó y reivindicó a través de varios libros y míticas entrevistas obras de directores yanquis como el gran John Ford, un entonces menospreciado Howard Hawks, o Allan Dwan.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: A Boris Karloff

Su particular homenaje a Boris Karloff consiguió unos resultados muy superiores a la modestia de su presupuesto. El enfrentamiento entre una estrella en decadencia del cine de terror (Karloff) y un asesino psicópata, da pie a un inteligente juego entre el cine y la realidad. el mítico Frankenstein rodó sus escenas en cinco días y de forma gratuíta, pues quedó encantado con el guión.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

Uno de los cantos al cine más nostálgicos, evocadores, entrañables, y en definitiva, míticos de la historia del cine. "La Última Película" y la comedia "Luna de Papel" le proporcionarían sendas nominaciones al Oscar al Mejor Director. Su nombre también podemos asociarlo a "Los Soprano" como actor, aunque no como mafioso. Es el terapeuta de la pscóloga (Lorraine Bracco) que trata a Tony Soprano.

También es el autor de dos de los mejores libros de cine escritos por Grandes Cineastas. Sus enriquecedoras e iluminadas conversaciones en Who the Devil Made It y Who the Hell’s In It se traducen en una fascinante crónica sobre Hollywood y el rodaje de películas. De Hitchcock, Howard Hawks, Fritz Lang, Sidney Lumet, Don Siegel o George Cukor, a Marlon Brando, Cary Grant, Audrey Hepburn, James Stewart o John Wayne.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

5. NEIL JORDAN: DANNY BOY (1982)

¿Quién era?

Tras licenciarse en Historia, especializándose en la irlandesa, y seguir la literatura inglesa, Neil Jordan pasa directamente de las aulas d ela universidad a asisitr a John boorman sobre varias cuestiones técnicas el guión durante el rodaje de "Excalibur", haciendo así su primera incursión al mundo del cine, como jamás se lo hubiera imaginado. Fue el paso previo a su primer largometraje como director.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: Al Saxofón

Los trágicos acontecimientos que siguen a la actuación de una banda musical en un pueblo irlandés se convierten en el punto de partida de este inquietante thriller con matanza, venganza, IRA y mucho blues por medio. Al saxofón, Stephen Rea.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

La iconoclasta, aterradora, "En compañía de Lobos", el mejor papel jamás interpretado por Bob Hoskins en "Mona Lisa", la oscarizada y más aclamada "Juego de Lágrimas", el glamour de "Entrevista con el Vampiro" o su particular space-oddity con "Desayuno en Plutón".

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

6. LARS VON TRIER: EL ELEMENTO DEL CRIMEN (1984)

¿Quién era?

Von Trier se crío en un ambiente de cinefilos. A los 11 años ya manejaba su primera cámara, una Super 8 con la que filmaba a sus amigos en producciones caseras y que le llevó a entrar en la escuela de cine de Copenhague en la década de 1980.

Como anécdota señaalr que Von Trier agregó “von” a su nombre cuando el profesor Gert Fredholm lo sorprendió junto con otros colegas de curso, en la sala de montaje, por la noche, y les recordó que era hora de cerrar; los alumnos respondieron increpándole hasta sacarle de sus casillas. A los insultos, el profesor respondió diciendo; "sois peores que los niñatos de Sealand", con lo que se refería a los hijos de los burgueses de Copenhague. Y justo después les incitó a poner un "von" delante de sus apellidos, para que así todo el mundo los reconociera. Sus compañeros no le hicieron caso, pero a Lars el tener algo en común con los directores Erich von Stroheim y Josef von Sternberg le atraía. Y de hecho, lo tiene. Había nacido una estrella, polémica, pero estrella.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: Técnico

"El Elemento del Crimen" significa el primer largometraje oficial Lars Von Trier rodado en 1984, aunque anteriormente había realizado un mediometraje como proyecto final en la Escuela de Cine de Conpenhague. Al contrario que ocurre en sus películas Dogma 95, la puesta en escena está minuciosamente cuidada. La elección y composición de planos llega a rozar la belleza de las pinturas expresionistas más complejas. Logró llamar la atención en el Festival de Cine de Cannes, donde recibió un premio por Logro Técnico.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

El Dogma 95, "Los Idiotas", Rompiendo las olas", "Bailar en la Oscuridad", "Dogville", mutilaciones de clítoris, zorros hablando, el Diablo reencarnado en ser humano, un agnóstico y ultrahermoso fin del mundo....¿y ahora un porno divertido?.  Polémicas, depresiones y vacileos aparte, es, sin duda, uno de los grandes cineastas de la historia del cine.

 

7. GUS VAN SANT: MALA NOCHE (1985)

¿Quién era?

Desde muy pequeño, Van Sant se interesó por la pintura y también por el cine, ya que rodaba cortos autobiográficos en Súper 8 cuando todavía iba a la escuela. Al parecer, dudaba entre ser cineasta o pintor, y se decantó inicialmente por los lienzos, cuando decidió matricularse en 1970 en la Escuela de Diseño de Rhode Island, donde tuvo como compañero de clase al músico escocés David Byrne, fundador de Talking Heads. Sin embargo, al final cambió de parecer, y decidió que lo suyo era la pantalla grande, tras recibir un curso de introducción impartido por directores de vanguardia, como Jonas Mekas y Andy Warhol.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: La semilla de "My Own Private Idaho"

El primer largo de Gus Van Sant está rodado en blanco y negro con una cámara de 16 mm y un presupuesto de apenas 25.000 dólares. "Mala nNche" nos presenta un treintañero gay enamorado de un joven inmigrante ilegal mexicano, heterosexual y que no habla inglés, con el que se acuesta a cambio de dinero.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

Noniaciones al Oscar por su faceta más comerical ("El indomable Will Hunting", "Milk"), Palmas de Oro y reconocimineto internacional por su cine más personal, radical y enriquecedor ("Elephant", "Gerry", "Last Days", "Paranoid Park"...)

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

8. RICHARD LINKLATER: SLACKER (1991)

¿Quién era?

Dejó todo para irse a trabajar a una plataforma petrolífera en el golfo de México. Allí se empezó a gestar uno de los grandes descubrimientos cinematográficos de los años 90. Perteneciente a la productiva generación de videoclub, directores intertextuales en los que se puede ver un estilo propio de aquellos que han visto horas y horas de cine como Tarantino o Kevin Smith.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: American Way of Life

Con lo ahorrado en la petrolífera se compró una cámara de Súper 8 y se lanzó a la aventura de hacer cine. Un año tardó en grabar la película y otro año en editarla, fue un soplo de aire fresco en el cine mundial ya que se empezaban a vislumbrar las huellas del estilo de uno de los gurús del cine indie americano. "Slacker" es una obra profundamente existencialista, en la que a partir de un viaje sin rumbo se disecciona a toda la sociedad americana.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

La trilogía más romántica, real y magistral de la historia del cine (“Antes del amanecer”, “Antes del atardecer” y “Antes del anochecer”, o las hoy obras de culto como “Dazed and Confused”, "Tape", “Scanner Darkly” o “Waking Life”.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

9. DANNY BOYLE: TUMBA ABIERTA (1994)

¿Quién era?

Un sacerdote le salvó de seguir los inescrutables caminos del señor después de ser durante ocho años monaguillo. Desde entonces, su vida se centró en el teatro, y tras un breve paso por televisión, saltó a la gran pantalla gracias a una producción de Channel 4.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

El debut tras la cámara: A Tumba Abierta

“Tumba abierta” fue uno de los grandes éxitos comerciales en1995 en el Reino Unido además de ganar el premio Bafta a mejor película. Se trata de uno de los thrillers de tintes cómicos más impactantes y agresivos  que se recuerdan.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

¿Qué vino después?

Tras el éxito de “Tumba Abierta”, llegó el efecto “Trainspotting” para continuar con una carrera de ensueño completada por joyas como “28 días después”, “Slumdog Millionaire” o “127 horas”. Hoy es el triunfador responsable de la Ceremonia inaugural más espectacular jamás recordada en la historia de las Olimpiadas. Londres le pertenece.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

10. DAVID O. RUSSELL: FLIRTEANDO CON EL DESASTRE (1996)

¿Quién era?

Antes de ser uno de los directores más duros de pelar, Russel se graduó en ciencias políticas y filología inglesa.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

Sophomore tras la cámara: Screwball

Se trata de su segunda película y probablemente la más divertida hasta la fecha. Una screwball comedy en la que nuestro –y su- admirado Ben Stiller (lo decimos por Malick) trata de encontrar su identidad conociendo a sus padres biológicos. Fue todo un ‘’boom’’ para el cine independiente a finales de los 90 y parece que en su próxima película “American Hustle” volverá a repetir misma fórmula de comedia de enredo.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)

 

¿Qué vino después?

"Tres Reyes" o las multinominadas “El Lado bueno de las Cosas” y “The Fighter” son motivo suficientes para tener en cuenta al director que ningún actor quiere tener.

Culto a las Óperas Primas de Grandes Directores (parte I)


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas