Revista Ciencia

El tratamiento de TDAH en niños

Por Davidsaparicio @Psyciencia

El tratamiento de TDAH en niños

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) puede ser una carga pesada tanto en niños como en adultos que padecen de este trastorno y puede ser especialmente difícil para los familiares cuyas vidas se ven regularmente interrumpidas por la desorganización, las explosiones de ira, problemas de carácter u otra mala conducta del niño.

Es normal que los padres se sientan impotentes y confundidos acerca de los mejores métodos para manejar a sus hijos en estas situaciones. La disciplina tradicional -como nalgadas, gritos o tratar de razonar con su hijo o hija- no funcionan debido a que los niños con TDAH no deciden actuar o no prestar atención premeditadamente.

Afortunadamente existen opciones de tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas  del TDAH y a equipar a los familiares con las herramientas necesarias para manejar mejor los problemas de comportamiento cuando estos surjan.

Estas intervenciones incluyen:

• Medicamentos

• Psicoterapia

• O una combinación de estos dos enfoques

Medicamentos

Los medicamentos tales como el clorhidrato de metilfenidato (Ritalin) y otros estimulantes, utilizados adecuadamente, ayudan a suprimir y a regular el comportamiento impulsivo. Ellos inhiben la hiperactividad, mejoran las interacciones sociales y ayudan a las personas con TDAH a concentrarse, lo que les permite tener un mejor desempeño en la escuela y en el trabajo.

Estos medicamentos también pueden ayudar a controlar los comportamientos destructivos en niños con trastornos coexistentes. Cuando se utilizan con la debida supervisión médica, se consideran generalmente  seguros y libres de efectos secundarios no deseados. (Algunos niños pueden experimentar insomnio, dolor de estómago o dolor de cabeza.) Rara vez hacen que los niños se sientan “drogados” o, por otro lado, con mucho sueño o “fuera de sí.” La  altura y el peso deben ser monitoreados con el uso a largo plazo de estos medicamentos;  a pesar que  este no es conocido por ser un problema relevante. Estos medicamentos no se consideran adictivos en los niños. Sin embargo, deben ser controlados cuidadosamente en adolescentes y adultos, ya que pueden ser utilizados inadecuadamente.

Es importante comprender que estos medicamentos no son un remedio definitivo, pero pueden ser muy eficaces cuando se usan apropiadamente con la dosis correcta para cada individuo. De hecho, nada menos que nueve de cada 10 niños les va mejor cuando se toma uno de los estimulantes más utilizados. Sin embargo, en combinación con otras técnicas tales como la modificación del comportamiento o el asesoramiento, los síntomas pueden mejorar aún más. Los investigadores están actualmente evaluando la eficacia de los medicamentos en combinación con estos otros métodos para determinar la mejor ruta a seguir.

Los individuos que toman cualquiera de los medicamentos listados a continuación deben visitar a su médico con regularidad para un chequeo de los tipos y ritmos de los síntomas del TDAH. Los beneficios y riesgos potenciales del uso de estos medicamentos también deben ser discutidos antes que la primera prescripción se recete.

Los estimulantes más utilizados son:

• Metilfenidato clorhidrato (Ritalin, Ritalin SR, y Ritalin LA)

• Sulfato de dextro anfetamina (Dexedrina o Dextrostato)

• Una formulación de dextroanfetamina / anfetamina (Adderall)

• Metilfenidato (Concerta)

• Atomoxetina (Strattera, que se comercializa como un medicamento”no-estimulante”, aunque su mecanismo de acción y efectos secundarios potenciales son esencialmente equivalentes a los “medicamentos psicoestimulantes”.)

Cuando estos medicamentos de “primera línea” no son efectivos, algunas veces los médicos  optan por usar uno de los siguientes:

• Hidrocloruro de bupropión (Wellbutrin) – un antidepresivo que  ha demostrado la disminución de la hiperactividad, la agresión y los problemas de conducta.

• Imipramina (Tofranil) o nortriptilina (Pamelor) – estos antidepresivos pueden mejorar la hiperactividad y falta de atención. Pueden ser especialmente útiles en niños que experimentan depresión o ansiedad.

• Clorhidrato de clonidina (Catapress) – se usa para tratar la presión arterial alta y también puede ayudar a controlar el TDAH, el tratamiento de los trastornos de conducta, los trastornos del sueño o  los trastornos de tic. La investigación ha demostrado que disminuye la hiperactividad, la impulsividad y la distracción, y mejora la interacción entre compañeros y adultos.

• Guanfacina (Tenex, Inuniv) – este antihipertensivo disminuye la inquietud y el desasosiego, aumenta la atención y la capacidad del niño para tolerar la frustración. Tenex es la preparación a corto plazo, mientras que Inuniv es la preparación a largo plazo.

Duración del tratamiento

Por un lado, los profesionales de la salud saben que el TDAH es una condición crónica que dura por muchos años y a veces para toda la vida. Por otro lado, los riesgos y los beneficios de los medicamentos pueden cambiar con el tiempo,  así que, por lo general el médico encargado y la familia deben volver a evaluar regularmente el uso de medicamentos.

A diferencia de un ciclo corto de antibióticos, los medicamentos para el TDAH están destinados a ser aplicados por un período de tiempo más largo. Por ejemplo, los padres deben anticipar que si el niño comienza a tomar un medicamento al inicio del año escolar, entonces por lo general, el niño va a estar destinado a trabajar con ese medicamento durante el resto del año escolar. La situación del niño puede mejorar  al momento en que otras intervenciones y adaptaciones sean evidentes  y el niño pueda desenvolverse mejor sin medicación.

Debido a que los niños cambian a medida que crecen – y sus entornos y las exigencias que enfrentan evolucionan a su vez – es importante que la familia y el médico mantengan una línea abierta de comunicación. Los problemas se dan cuando una familia suspende un medicamento sin hablar primero de sus preocupaciones con el médico.

Los adultos con TDAH también responden bien a intervenciones similares, incluyendo los medicamentos estimulantes. Al momento de decidir el tratamiento adecuado, los médicos deben considerar el estilo de vida del individuo. Si bien estos medicamentos pueden ser muy beneficiosos, los efectos secundarios pueden ocurrir y deben ser vigilados.  Los medicamentos no estimulantes, incluyendo el hidrocloruro de bupropión antidepresivo (Wellbutrin), se han utilizado. Informes más recientes muestran otros antidepresivos como venlafaxina (Effexor),  que a su vez,  pueden ser beneficiosos en adultos.

Psicoterapia

La investigación ha demostrado que la medicación por sí sola no siempre es suficiente. Durante más de dos décadas, las intervenciones psicosociales como el entrenamiento de los padres y las modificaciones del comportamiento, han sido utilizadas para los niños con TDAH. Un objetivo fundamental es enseñarle a los padres y a los educadores métodos que los preparen para manejar adecuadamente los problemas cuando estos surjan. En este enfoque, aprenden a recompensar a un niño por conductas positivas y la forma de disuadir los comportamientos negativos. Esta terapia también procura enseñar al niño, las técnicas que se pueden utilizar para controlar la falta de atención y comportamientos impulsivos.

Una  investigación preliminar ha demostrado que la modificación de la conducta es también eficaz para los niños con problemas severos de trastorno de oposición desafiante (ODD). Tal enfoque puede reducir el número o la gravedad de las conductas de oposición, aunque la condición subyacente -TDAH – permanece.

Algunas personas con TDAH se benefician de asesoramiento emocional o psicoterapeuta. En este enfoque, los consejeros ayudan a los pacientes hacerle frente a sus emociones y aprender maneras para lidiar con sus pensamientos y sentimientos en un sentido más general.

La terapia de grupo y la educación de los padres pueden ayudar a muchos niños y  familias a dominar habilidades valiosas o conductas nuevas. El objetivo es ayudar a los padres a aprender acerca de los problemas particulares que tienen sus hijos con TDAH, y a proporcionarle formas de manejar los problemas que puedan surgir. Del mismo modo, a los niños se les pueden enseñar las habilidades sociales y la ganancia a las mismas técnicas que los padres están aprendiendo, así se facilita el camino para aquellos métodos que han de incorporarse en el hogar.

Los grupos de apoyo vincular a las familias o adultos que comparten preocupaciones similares.

Los tratamientos que se deben evitar

Las siguientes  terapias no han sido científicamente comprobadas de ser útiles en el tratamiento del TDAH:

 • Los productos a base de hierbas

 • Las dietas restrictivas o suplementarias

 • Tratamientos de la alergia

 • Suplementos

 • Mega vitaminas

 • Ajuste quiropráctico

 • Formación de percepción motora

 • Medicamentos para problemas del oído interno

 • Tratamiento para la infección por levaduras

 • Terapia para mascotas

 • Terapia para la vista

 • Lentes de colores

¿Qué tipo de profesionales se debe buscar?

La mayoría de los padres consultan primero con el pediatra de su hijo o con su médico de cabecera. Los doctores están en condición de hacerle frente a esas preocupaciones, principalmente, si el niño tiene síntomas de problemas de hiperactividad, impulsividad o atención. Si el niño ha experimentado otras dificultades, como la ansiedad, el miedo, la depresión o tics motores, entonces debe ser visto por un especialista en salud mental, como un psiquiatra infantil o  el psicólogo de la escuela. Los neurólogos, cuya área de especialización se centra en el sistema nervioso y el cerebro, también diagnostican el TDAH.

Es importante involucrar a los maestros del niño. Los educadores pueden prestar una valiosa ayuda a los profesionales de la salud para llegar a un diagnóstico preciso y planificar los mejores tratamientos para el niño. Los maestros pueden darle a conocer cómo el niño se comporta en la escuela para  ayudar a evaluar el desempeño académico del niño.

Pronóstico

A pesar de que la mayoría de las personas nunca van a superar el TDAH completamente, una evaluación minuciosa y un tratamiento tratamiento rígido conjunto con una serie de retos pueden ayudarles a controlar sus síntomas y permitirles tener  vidas exitosas. Muchos creen que las conductas características de este trastorno en realidad pueden dar a estas personas una ventaja creativa única. Las personas con TDAH han pasado a tener una carrera exitosa en una variedad de ocupaciones.

Prevención

Debido a que los investigadores aún no comprenden a cabalidad la causa el TDAH, no hay estrategias documentadas para la prevención de este trastorno. Sin embargo, algunos estudios recientes indican que fumar durante el embarazo parece estar relacionado con un mayor riesgo para el TDAH.

 Tradición realizada por Loreley Ulloa.

Fuente: Psychcentral.com


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :