Revista Cocina

Especias: una Fuente de Salud

Por Mi Bloguico De Cocina
    Las especias se han cultivado y utilizado desde hace miles de años. Dan aroma y color a nuestros platos. Proceden de semillas, cortezas, raices... y se usan tanto para sazonar como para dar un mejor sabor a los alimentos. También para utilizar menor cantidad de sal, sustituyéndola por  especias que aportan sabor a las comidas.
    La digestión se realiza con mayor facilidad si condimentas los alimentos con ciertas especias, ya que estimulan la producción de jugos gástricos, haciendo que los alimentos sean más fáciles de asimilar.
  En la gran variedad de especias que tenemos, encontramos una buenísima variedad de propiedades beneficiosas para la salud, y si conocemos sus propiedades medicinales, podemos mejorar muchos de nuestros problemas de salud o prevenir ciertas enfermedades.
    Y con esta entrada quiero contaros los beneficios que yo he encontrado con una especia concreta de la que más adelante os hablaré.
    Pero antes quiero mostraros este fantástico surtidos de especias: Especias: una Fuente de Salud    Cuando era niña, cerca de la casa de mis padres había un pequeño comercio donde mi madre compraba el pimentón y las especias.     Me encantaba entrar a ésta tienda, había un olor intenso a un montón de especias y cuando entraba respiraba ese curioso olor que tanto me gustaba para recordarlo y que no se me olvidara hasta que volviera la próxima vez.
     El señor que regentaba la tienda vendía las especias en gramos, te los servía en una bolsita pequeña de plástico y lo pesaba en un peso antiquísimo.
   Cuando conocí Especias Antonio Catalán, me recordó tanto a éste lugar que os cuento, una tienda dedicada a la venta y mezcla propia de especias, que quise probar sus productos.
      Estaba segura de que las especias que encontrara en su tienda on-line... serían realmente excepcionales.
Especias: una Fuente de Salud     Y así es, las especias que compramos envasadas no tienen nada que ver con éstas, ya que en la tienda de Antonio Catalán, se dedican a la venta de especias y herboristería desde hace 3 generaciones.
     Lo bueno, que podemos comprar la cantidad de especias que queramos, no hay pedidos mínimos.
     Las especias que voy a utilizar en mi cocina son:
  • Hierbabuena
  • Tomates secos
  • Hierbas aromáticas (preparado que hacen ellos)
  • Ras al Hanout
  • Garam Masala
  • Condimento para mejillones
  • Semilla Sesamo dorado
  • Semillas de Lino
  • Preparado para pinchos morunos
  • Cúrcuma
    Y como viene en las bolsitas que os he mostrado en la primera foto, y es mucho más cómodo tenerlas en los tarritos de especias, lo que hago es  aprovechar los tarritos de las especias que se me gastan. Los lavo bien y pego la etiqueta que viene en la bolsita, para saber qué especia contiene y vierto el contenido dentro: Especias: una Fuente de Salud      Y de ésta forma las tengo en mi estantería de especias en la cocina. Junto con las 3 variedades de pimentón El Angel, agridulce, picante y dulce. Especias: una Fuente de Salud
    Y como os he dicho al principio del post, voy a hablaros de una especia... La Cúrcuma. Especias: una Fuente de Salud   
    Empecé a consumirla, por que un día mi madre me dijo que ella la utilizaba en lugar del colorante, ya que tiene propiedades muy buenas para la salud.
    No me supo decir más, así que vine al ordenador a buscar información, y encontré una web que habla de forma muy extensa de los beneficios de la cúrcuma. Os dejo el enlace que es muy interesante; "La Garbancita Ecológica".
    Os voy a resumir un poco el enlace.
    La cúrcuma se puede utilizar como uso tópico, para tratar dermatitis, soriasis, hongos.. incluso para tratar las llagas en la boca, o para cocinar.     Si la usamos como colorante en nuestra cocina, es beneficiosa para:
  • Artritis.- La acción antiinflamatoria de la cúrcuma es significativa y consiste en suprimir la liberación de los mediadores inflamatorios y estimular la producción de cortisona de las glándulas suprarrenales.
  • Alzheimer.- Al neutralizar los radicales libres, principales responsables de la peroxidación de los lípidos celulares, ayuda a prevenir dolencias tan graves como el alzheimer. 
  • Cáncer.- En la actualidad se están desarrollando diversos estudios en humanos para investigar el poder anticancerígeno de la cúrcuma. Hasta ahora está demostrado in vitro, aplicando directamente curcumina en cultivo de células tumorales e in vivo, en ratones de laboratorio a los que se les han injertado tumores de cáncer de mama que ya no respondían a la quimioterapia. El Dr. Aggarwal en 2005 demostró que la administración a estos ratones de dosis de cúrcuma como las empleadas en cocina, redujo de manera impresionante el avance de la metástasis.
  • Colesterol.- Interfiere la absorción del colesterol que ingerimos, disminuye los depósitos de colesterol en la aorta y los triglicéridos en sangre.
  • Trombosis.- La actividad antioxidante de la curcumina inhibe la formación plaquetaria, así la sangre es más fluida y evita la formación de trombos y embolias.
  • Sistema digestivo.- 1) Protege la mucosa en el tracto digestivo al reducir la secreción ácida y aumentar el mucus de la pared gástrica. 2) Favorece el buen funcionamiento del hígado protegiéndolo del estrés oxidativo provocado por los radicales libres y también de la acción de toxinas y parásitos. 3) Hace la bilis más soluble y facilita la eliminación de las sales biliares, el colesterol y la bilirrubina, previniendo así la formación de piedras en la vesícula. 4) Alivia los síntomas del colon irritable, tales como espasmos y flatulencias. 5) Reduce de forma notable la formación de los compuestos inflamatorios y el factor de necrosis tumoral en la pared intestinal en los pacientes con enfermedad de Crohn.
    Hace años que tengo problemas digestivos. Estoy haciéndome pruebas, y después de un año, no dan con qué me ocurre.
   Los síntomas, cuando me dan las crisis, son un terrible dolor de estómago y tripa, una inflamación asombrosa, cólicos, nauseas y fiebre, mareos, desmayos.... Yo nunca había tenido un dolor que me anulara como persona hasta el punto de no poder hacer una vida normal, y éstos síntomas son un auténtico sufrimiento.
    Cuando leí en la web que venía bien para problemas dijestivos.. decidí comenzar a utilizarla.     Lo hice como "La Garbancita Ecológica" indica en la web:
Se aconseja emplear la cúrcuma acompañada de pimienta (mejor negra), en proporción aproximada de 2 partes de cúrcuma por 1 de pimienta   Ya que  la cúrcuma tiene una baja absorción por el organismo. Sin embargo, la molécula de la pimienta, aumenta más de 1.000 veces la absorción de la cúrcuma.
    Así que en las comidas utilizaba como media cucharadita de postre de cúrcuma y la punta de la cuchara de pimienta negra molida. Más o menos un mes después de consumir cúrcuma, tuve otra crisis y... asombrosamente los síntomas disminuyeron muchísimo. Ahora puedo hacer vida más o menos normal, no me da fiebre y no tengo ese sufrimiento tan extremo.
    Por supuesto sigo en manos de mi médico y continúo con la medicación, pero estoy convencida, de que mi gran mejoría es debida al consumo de cúrcuma, ya que en el tiempo que comencé a consumirla, lo único diferente que hice para estar mejor fué consumirla.
    Tiene un ligero sabor, tan suave que a penas se nota. La uso en los guisos, en ensalada, en gazpachos, en carnes y pescados a la plancha.... en cualquier comida que prepare. Le da un color muy parecido al colorante alimenticio y si es bueno para la salud... porqué no cambiar??

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista