Revista Cine

Mad Men

Publicado el 19 abril 2010 por Fernandoramos
Mad MenEs innegable la influencia que la publicidad ha tenido en los hábitos de consumo. Desde las multimillonarias campañas de alcance global, hasta las pequeñas diseñadas para marcas locales; el bombardeo de comerciales, por diversas vías, persigue seducir a los compradores y aumentar las ventas.
En principio, el tema de Mad Men es la publicidad y la puesta en escena del día a día de los trabajadores de la ficticia agencia Sterling Cooper, situada en Madison avenue, Manhattan, New York; sin embargo, el desarrollo de la trama y la construcción de los personajes, va develando que el fin último del argumento es diseccionar una época, los años 60s, que fue decisiva para formar el carácter de los Estados Unidos de hoy día. Como han señalado algunos críticos, la mirada de la serie es antropológica.
Los episodios avanzan a ritmo lento, por lo que se requiere algún grado de paciencia para encontrarle el gusto, luego es imposible dejar de verla.
El tono de la serie es cínico, sin prejuicios, ese es uno de sus mayores méritos, pues se hace un retrato fiel de los personajes y los acontecimientos de aquellos años. La radio y la televisión tienen presencia permanente, sirven como vehículo para crear la atmósfera.
Los personajes de Mad Men son: millonarios dueños de empresas; millonarios por herencia; ejecutivos devenidos en millonarios; ejecutivos exitosos, aspirantes a millonarios; ejecutivos de alto rango, mal pagados; ejecutivos de mediano rango; creativos publicitarios; secretarias; conserjes; amas de casa; empleadas domésticas; todos deseando ser como el que está arriba de ellos, como el vecino, como el jefe, como cualquiera que tenga más cosas que envidiar; en otras palabras, es la exposición de lo que en estos tiempos se conoce como cultura wannabe.
El protagonista principal, Don Draper, está a cargo de John Hamm, quien se dio a conocer en esta serie; personifica a un tipo duro, talentoso, trabajador obsesivo, infiel por naturaleza, carismático, con atisbos de humanidad. Su interpretación es excelente.
Mad Men es una serie cuidada hasta el menor detalle, su producción es casi fílmica; en ella las locaciones, el vestuario, los sets, el decorado, el maquillaje, los peinados, todos responden a la época y están al servicio de la historia.
A la fecha se han emitido tres temporadas, en Estados Unidos se transmite por AMC TV y en América latina por HBO.
Calificación:
Primera temporada 9/10
Segunda temporada 9/10
Tercera temporada 9/10

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista