Revista Cocina

Pasta fresca a la carbonara (de nata)

Por Claussy
Pasta fresca a la carbonara (de nata)
Ayer fuimos como las locas al Lidl y ahí estábamos antes de que abrieran las puertas, con los niños en las mochilas y los ojos pegados de legañas.
Y es que salía a la venta la máquina para hacer pasta y ni yo ni los que me han encargado que les lleve una para ellos también, no queríamos dejar escapar esta ocasión. Me ha costado 19,95 € y obviamente a la que he tenido un huequecito en la mañana me he puesto a estrenarla.
En cuanto a la salsa carbonara, la auténtica se hace con huevo crudo, pero como no nos podemos fiar demasiado y menos con los niños pequeños, yo la he hecho con nata.
Quería hacer un último inciso y es que muchas de mis recetas son para vegetarianos y no he especificado que son para ovo-lácteo-vegetarianos, que es la dieta que mayoritariamente seguimos en casa (igual que la que está a dieta que come sano entre semana y se da caprichos el fin de semana, nosotros somos ovo-lácteo-vegetarianos entre semana y comemos carne y pescado el fin de semana, eso si, no se lo digáis a mi marido porque creo que no se ha dado cuenta)


Ingredientes para la masa:
- 3 huevos grandes
- 300 gr. de harina
- una pizca de sal
- un chorrito de aceite de oliva
Ingredientes para la salsa:
- 200 ml. de nata para cocinar
- 200 gr. de queso graso (en mi caso mozzarella)
- pimienta
- sal
Elaboración:
En la cubeta de la panificadora (o a mano) introducimos los huevos batidos y el resto de los ingredientes. Seleccionamos el menú de masa para pasta (15 minutos solo amasado) y dejamos reposar dentro de la cubeta durante una media hora.
Pasta fresca a la carbonara (de nata)
Montamos el cortador de pasta y alisamos empezando por el grosor máximo y reduciendo a cada pasada o a cada dos pasadas. Pasando por último el 5 queda bastante bien, pero se podría hacer aun más fino.
Hacemos bolitas con la masa, las enharinamos y las pasamos por la máquina. Para que no se nos pegue o se nos rompa estaremos pendientes de que la tira que tenemos de pasta esté con suficiente harina por encima, rectificando cada vez que haga falta.
Pasta fresca a la carbonara (de nata)
Cuando tengamos el grosor deseado cambiamos la manivela de anclaje y la introducimos en el de tagliatella o el de spaghetti, según el grosor con el que queramos que quede el corte de la pasta.
Cortamos y ponemos la pasta a secar colgada y separada para que no se pegue.
Pasta fresca a la carbonara (de nata)
Para la salsa, ponemos en un bol la nata líquida, sal y pimienta al gusto y el queso rallado, mezclamos bien y lo dejamos para cuando tengamos la pasta hervida.
En una olla con agua salada hirviendo echamos la pasta y la dejamos dos minutos (se hace enseguida). Escurrimos y sin dejar que se enfríe la metemos en el bol para mezclarla con la salsa, así el queso se deshace y queda muy cremoso.
Servimos y espolvoreamos con un queso seco en polvo (eso para los muy queseros, como nosotros).
Pasta fresca a la carbonara (de nata)
Pasta fresca a la carbonara (de nata)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista