Revista Cocina

Cómo evitar el mal aliento

Por Sentir @menjasa1

Los estudios muestran que el 50% de los adultos han tenido mal aliento, también llamado halitosis, en algún momento de sus vidas. El mal olor del aliento está formada por moléculas volátiles que pueden ser causadas por razones patológicas o no patológicas.
A pesar de que la mayoría de halitosis se originan a la cavidad oral, no siempre es así. Veamos las diferentes causas:
– Bacterias productoras de azufre que colonizan la parte posterior de la lengua.
– Mala higiene bucal y la periodontitis, puesto que partículas de alimentos que quedan en la boca pueden hacer aumentar el número de bacterias, causando el mal aliento.
– Boca seca o xerostomía causada por medicamentos, no beber suficiente agua, consumo de alcohol, estrés o una condición patológica, puesto que la producción de saliva se ve disminuida.
– Alimentos como la cebolla, el ajo o especies que provocan ciertos olores. Aún así, estos efectos sólo son de corta duración.
– Fumar.

Las causas menos comunes de la halitosis incluyen:

  1. Reflujo del contenido gástrico.
  2. Sinusitis crónica e infección de las vías nasales, que pueden contribuir a un goteo retronasal.
  3. Varios carcinomas, disfunciones metabólicas y trastornos bioquímicos, como consecuencia de las sustancias químicas que producen.

En muchos casos se puede mejorar el mal aliento con una higiene bucodental adecuada, consistente en:

  1. Cepillar los dientes y la lengua 2 o 3 veces al día, y limpiar diariamente entre medio de los dientes con hilo dental.
  2. Enjuagar la boca con colutorio.
  3. Limpiar diariamente las prótesis dentales.
  4. Mantener una cantidad de saliva suficiente, bebiendo agua y comiendo alimentos saludables que requieran una mayor masticación como frutas o verduras crudas.
  5. Visitar el dentista regularmente para detectar con antelación cualquier problema.
  6. Dejar de fumar.

Si aún así el mal aliento persiste consúltalo con el dentista. Si el dentista sospecha que la causa podría ser debida a un trastorno, puede considerar necesaria la visita al médico para encontrar el origen del problema. Si quieres profundizar más sobre este tema desde la perspectiva de las patologías alimentarias lee este artículo: ¡abre la boca!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista