Revista Cocina

Receta de galletas de espelta caseras

Por Yoisasi @nutricionencasa

Otra receta más donde he modificado los ingredientes industriales por los naturales y nutritivos. Es super sencilla de hacer y además mucho más nutritiva que las galletas industriales y algunas ecológicas. Como siempre digo, leed las etiquetas porque te puedes estar gastando una ‘pasta’ en galletitas ecológicas y lo único que tienen son más aditivos que las industriales.

RECETA DE GALLETAS DE ESPELTA CASERAS
Ingredientes:
- 120 gramos de mantequilla ecológica.
- 50 gramos de  melaza de arroz.
- 175 gramos de harina de espelta tamizada.
- un poquito de sal marina (como la punta de una cucharilla de café más o menos).
- Podemos poner, además, pipas de calabaza o de girasol y/o almendras ecológicas. Si queremos que salgan más jugosas podemos añadir leche de espelta o de avena y si queremos un toque chocolatero pues trocitos de chocolate ecológico al 75/80% como el que venden en Comercio Justo.

El tema de las cantidades yo no suelo seguirlas al pie de la letra sino que cojo todos los ingredientes y sobre la marcha voy poniéndolos.

Calentamos la mantequilla y luego echamos  la melaza, sal marina y la harina de espelta (aquí podemos añadir la leche vegetal) y mezclamos bien sin que queden grumos. Se nos formará una bola de consistencia y aspecto seco y arenoso muy fácil de trabajar.
Extendemos la bola de masa para que se quede como de medio centímetro de espesor. Para hacer las formas de las galletas cogemos un vaso o una taza y vamos haciendo galletas. Los restos que han sobrado volvemos a hacer una bola, extendemos y repetimos operación. Pinchamos toda la superficie con un tenedor, para evitar que suban y se deformen.
Cogemos la bandeja del horno y la untamos de mantequilla ecológica y ponemos las galletas.
Lo metemos en el horno, que hemos precalentado a 200 grados, durante unos 15 ó 20 minutos. Sabremos que están listas cuando cojan un tono tostado clarito. Hay que controlarlas porque si nos pasamos quedarán duras o se quemarán. Esperamos a que estén totalmente frías, pues cuando están calientes son muy frágiles. Y ya podemos comerlas o guardarlas en un bote de cristal. Nos durarán unos 4 días.
Sencilla y muy sana sobre todo para los más pequeños (y no tan pequeños).
Antes de marcharme quería poner los ingredientes de una marca industrial de galletas para que veáis la diferencia. La barbaridad de ingredientes ‘peligrosos’ que pueden llevar unas simples galletas maría:
Harina de trigo, azúcar, aceite de girasol refinado, jarabe de glucosa, salvado de trigo, sal, suero lácteo en polvo, colorante, caramelo (E-150), gasificantes: bicarbonato sódico y amónico, miel, emulgentes: lecitina de girasol, antioxidantes: metabisulfito sódico y tocoferol, trazas de soja (¿transgénica?), frutos secos y sésamo.

Espero que os animéis y dejéis de una vez las galletas industriales que dejan mucho que desear.
Salud y Buenos Alimentos Caseros.
Yo Isasi
www.nutricionencasa.com



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista